Una posición independiente

La semana anterior hicimos alusión a la actitud del gobierno frente a las críticas que reflejamos en nuestro Semanario y que son producto de la opinión de los vecinos que tienen una visión negativa en relación a la gestión gubernamental local. No podemos ocultarlo, minimizarlo, negarlo. Es así, atento a que los hechos concretos y positivos para la comunidad brillan por su ausencia.

Pero además de los que nos acercan los ciudadanos del Distrito, también publicamos la información oficial, sin tener publicidad, sin que nos paguen, porque consideramos un deber transmitir las cosas que pueden ser de interés. En esa edición fueron nota del diario, la presencia en la FIT, la donación al Asilo de Ancianos, la venta de un lote para una unidad productiva, donde el Intendente era el objeto de la nota. Es decir que no existe ningún tipo de restricción en cuanto a la información que damos a la comunidad. Tampoco en la presente edición donde aparecen informaciones oficiales.

Claro que no pretenderán, como lo suelen sugerir algunos funcionarios que seamos “aplaudidores”, obsecuentes de las autoridades. Porque no es nuestra vocación y porque la obsecuencia es una condición que no profesamos pese a que resulta muy común en muchos dependientes de la actual gestión.

Somos el único medio escrito. Con domicilio real, con reconocimiento de la Dirección Nacional de Derechos de Autor, con todas las inscripciones impositivas y laborales y con más de 90 años de trayectoria. Nadie nos puede endilgar que no reflejamos la realidad del Distrito. Esa es la senda de trabajo que continuaremos y por supuesto sin doblegarnos al servilismo que forma parte de una matriz que la sociedad ya no acepta y por supuesto no acompaña.