Un aniversario sin festejos

Aniversario del hotel Mar del Sur

Por Pablo Grigera (Arquitecto)

El 19 de octubre de 2013, hace exactamente 5 años, nacía el blog Mar del Sud-Boulevard Atlántico como un canal de expresión de muchas de los escritos e investigaciones que venía realizando desde el año 1997 sobre la historia y arquitectura del Hotel Boulevard Atlántico de Mar del Sud.

La aparición del blog respondía también al descubrimiento de un sinnúmero de irregularidades en el proyecto de puesta en valor del hotel que un grupo inversor había presentado a las autoridades municipales en julio de 2012 y que coincidentemente también descartaba las alas de habitaciones del contrafrente del edificio, desmanteladas con anterioridad a la presentación del proyecto.

Se habían perdido así la totalidad de las carpinterías de sus patios, sus entrepisos, barandas, tirantes y demás que formaban parte del patrimonio de Gral Alvarado y que serían comercializadas en corralones de Miramar. Aparecerá así, por aquellos días de octubre, el primer artículo del blog referido al valor de las centenarias palmeras del hotel y su simbología en las distintas civilizaciones. Motivaba dicho artículo la publicación en los medios de comunicación del proyecto del grupo inversor que descartaba las palmeras al demoler el ala central de habitaciones y avanzaba con las alas laterales hacia el centro del patio, haciendo imposible el mantenimiento de dichas especies. Las repercusiones no tardarán en llegar incluyendo la publicación de una carta de lectores de la Dra Sonia Berjman, la mayor especialista argentina en parques y jardines históricos, en el Semanario el Argentino de Miramar. Esta había sido enviada con anterioridad al intendente de Gral Alvarado, Lic Patricio Hogan, pero nunca fue contestada.

La segunda entrega corresponderá a la publicación completa, por primera vez, del trabajo que ganara una mención en el concurso de investigaciones históricas 2000 del Colegio de Arquitectos de la Provincia de Buenos Aires: “Mar del Sud y el Hotel Boulevard Atlántico. Ocaso, gloria, caída, y después….”, síntesis de las investigaciones iniciadas a partir del año 1997.

La siguiente entrega, publicada también en octubre del 2013, se referirá metafóricamente a la necesidad de realizar estudios previos al inicio de las obras, los cuales, en el caso del hotel, fueron obviados. Este error inicial marcará el futuro de los trabajos.

Finalmente, las siguientes entradas de aquellos tiempos iniciales se concentrarán en denunciar las mentiras del grupo inversor quienes a partir de la publicación de sus páginas web, presentaciones mediáticas y reuniones con autoridades nacionales, provinciales y municipales, buscaron aventuradamente hacerse de un edificio, el mayor bien patrimonial de Gral Alvarado, sin el menor aval económico y con un apoyo político que se desvaneció en el tiempo, causando el fracaso del proyecto. Todas estas denuncias serán presentadas por la Asociación Amigos de Mar del Sud ante la Defensoría del Pueblo de la Provincia de Buenos Aires cuyas recomendaciones serán publicadas en febrero de 2014.

Al día de hoy, y a 5 años de aparecido el blog, se han publicado ya 60 artículos referidos a la historia del Hotel Boulevard Atlántico y de Mar del Sud, muchos de los cuales han sido levantados por medios nacionales y del exterior mostrando el interés que despierta el tema del hotel.

Desgraciadamente las obras continuarán desde el 2014 sin dirección profesional y sin proyecto de intervención patrimonial alguno, generando, con erróneas decisiones, la pérdida de la fachada principal del edificio, de su cubierta y de todo su interior. Gral Alvarado, ha perdido para siempre a gran parte de su mayor bien patrimonial, protegido por ordenanzas municipales, ante la mirada cómplice de las autoridades que desde hace más de seis años no logran encauzar el problema que les genera el hotel.

Esperemos finalmente que el próximo aniversario del blog encuentre al edificio con sus obras encauzadas profesionalmente permitiendo rescatar lo que queda del edificio, patrimonio de Gral Alvarado, que debió ser protegido y no se pudo, quiso, ni supo preservar.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*