Trotta insistió en que la vuelta a la presencialidad dependerá de criterios sanitarios

Nicolás Trotta se refirió a la polémica por la vuelta a la presencialidad en las escuelas bonaerenses e indicó que «los distritos que puedan cumplir la tasa de incidencia inferior a 500 casos y no tener una ocupación superior al 80% (de camas de cuidados intensivos) podrán regresar a la presencialidad, no sólo en la provincia de Buenos Aires sino en todo el territorio argentino».

En este marco, Trotta dijo que los distritos bonaerenses que ayer pudieron regresar al esquema presencial, entre ellos el Gran Buenos Aires, vivieron un día de «gran alegría» porque «era un regreso muy esperado y los indicadores permitieron dar este paso».

«La presencialidad dependerá de lo que hagamos, ya que hay que sostener los cuidados y que los chicos tengan la menor cantidad de vínculos fuera de la escuela», sostuvo el ministro.

Trotta agregó que «en la escuela se aplican protocolos, pero el gran desafío es en los lugares más relacionados con la socialización, y por eso le pedimos a todas las familias que los chicos traten de ir de casa a la escuela y de la escuela a casa».

«Los números siguen siendo de enorme complejidad, y si la situación se complejiza se tendrán que tomar medidas restrictivas, según lo que puedan reflejar las variables que hemos definido«, advirtió el funcionario.

Al ser consultado sobre algunas escuelas que no pudieron abrir por problemas edilicios, Trotta remarcó que «se está trabajando para garantizar la mayor presencialidad segura en cada establecimiento» y recordó que el Gobierno destinó «5 mil millones de pesos desde el Estado nacional complementarios a lo que debe ser la inversión en las jurisdicciones».

Al responder una pregunta respecto de la postergación de la fecha de las evaluaciones educativas Aprender, indicó que «hay una continuidad de las pruebas Aprender, que no se hacen en noviembre de este año sino en marzo-abril del año próximo, porque uno necesita que todos los estudiantes estén en el aula».

Asimismo, destacó que su cartera impulsa la discusión luego de la pandemia de una nueva ley de financiamiento educativo que eleve el porcentaje del PBI destinado a educación hasta el 8%, además de una ley de formación y carrera docente