“Puedo ver la gran necesidad que tiene la gente”

En este año y medio de pandemia nuestro, “Amigo del Barrilete”, se ha visto en dificultades para poder realizar el reconocido “Encuentro del Barrilete”, evento que este año cumplirá sus 14º ediciones consecutivas.

Sin embrago la tarea solidaria de Jorge continuó con más fuerza e ininterrumpidamente, en los barrios más necesitados de nuestra ciudad. En esta entrevista el amigo del barrilete desea agradecer a todos los comerciantes y vecinos que amablemente lo ayudan a llevar esta increíble tarea solidaria, digna de resaltar.

-Jorge¿ Que nos podes decir en relación a tener que haber suspendido el encuentro del barrilete en el mes de abril de este año?

El encuentro iba a realizarse el 25 de abril pero dada las nuevas restricciones por el aumento de casos de Covid-19, impuestas por el gobierno, nos vimos en la obligación de suspenderlo.

Si Dios lo permite al encuentro lo vamos a pasar para el mes de octubre, porque en las circunstancias actuales, no se puede realizar.

-¿Qué nos podes decir de aquellos comerciantes y vecinos que te ayudan con mercadería tanto para el evento que ibas a realizar?

Agradecerles a todos infinitamente, ya que en estos 14 años que todavía no pudimos festejarlos, es mucha la cantidad de gente y comercios que me han ayudado con distintas donaciones para regalar en los eventos, como así también a quienes aportan en la compra de espacio publicitario para los afiches.
Este espacio que me dan en el Semanario me viene prefecto para agradecerles a todos ellos por su ayuda incondicional.

-¿Cómo puede hacer la gente que quiera contactarse con vos para donaciones?

Me pueden encontrar en mi casa a cuya dirección es calle 36 Nº 929 o a mi telef: (2291) 5461918, también se pueden comunicar con mi hijo Agustín Caraballo a través de su Facebook. Principalmente necesitamos ropa de abrigo, zapatillas para los niños y alimentos.

Cualquier cosa que la gente pueda donar será bienvenida.

-¿Algo que nos quieras agregar?

Contarles que a través de mi tarea diaria de ir a llevar donaciones a los distintos barrios de nuestra ciudad este año, más que nunca, puedo ver la gran necesidad que tiene la gente. Esto es muy triste ya que se respira mucha penuria por todos lados.