Preocupación ambiental en Miramar

Preocupación ambiental en Miramar

Ya hace años, que se pueden visualizar en toda la extensión del Vivero enormes áreas deforestadas así lo muestra la imagen, que nos hizo llegar un vecino donde refleja una de las superficies, que tiene entrada por la parte costera sur, completamente arrasada. Es sabido, que por cada árbol talado se deberían plantar al menos cinco, de ese modo la masa arbórea no se vería afectada, pero esto no se estaría realizando. Cabe destacar que el suelo del Vivero Dunícola Florentino Ameghino es lo que se denomina suelo no consolidado. Esto implica que la deforestación volvería a su estado inicial (médano móvil) en un tiempo potencialmente menor que el que llevó forestarlo. Esta problemática se viene denunciando por distintos ciudadanos, desde principios del año 2011. Sin embargo, pese a las reiteradas denuncias la práctica persiste. Lamentamos estos hechos aberrantes que se repiten hasta el hartazgo. Lo mismo está sucediendo en la “famosa cava” ubicada en la zona de Parque Bristol (declarada Reserva Forestal), que ha sido noticia de gran repercusión pública, en estos últimos días. A pesar de los pedidos de informe sobre el daño ambiental, que se está produciendo en dicho espacio natural, las respuestas del Ejecutivo son nulas. ¿Cuántos árboles nos quedan? ¿Cuáles son las causas de la deforestación? ¿Qué soluciones están sobre la mesa actualmente? ¿Cómo se pueden depredar espacios naturales sin los permisos correspondientes? Y lo más importante, ¿qué soluciones se deben adoptar y no se estarían haciendo, por cuestiones políticas o económicas?

Tala de arboles.

En consecuencia el lunes 1 de octubre, el concejal Fabián Barberini, se presento ante la Fiscalía Descentralizada a cargo de la Dra. Florencia Salas, donde realizó la siguiente denuncia, que dice así: “Con motivo del cargo que ostento como concejal municipal he tomado conocimiento a través de diferentes vecinos del barrio Parque Mar y Bristol de la existencia de la apertura de una cava en el predio ubicado entre el Camping Judicial y el Camping El Durazno, más precisamente sobre Avenida del Parque y Ruta 11 de la ciudad de Miramar, el cual resultaría en primera instancia propiedad del Municipio de General Alvarado. Así es que el 15 de septiembre del corriente año, en horas de la mañana acompañado de la concejal María Rosa Barrios nos hicimos presente en el lugar, pudiendo constatar la existencia de la tosquera como la extracción de toscas y el traslado de las mismas a través de maquinarias pertenecientes al Municipio de General Alvarado. Asimismo pudimos apreciar la gran superficie utilizada para llevar a cabo dicha actividad, con la deforestación masiva de distintas especies de árboles, donde además se pudo observar que vecinos aledaños del lugar arrojan basura en dicho predio. Que han retirado de allí, no solo con camiones del municipio sino también con camiones de la empresa privada al servicio de Pasalto, la cual se encuentra realizando obras en la ciudad de Miramar. Asimismo y habiéndome constituido en la fecha en el predio referenciado pude constatar que se continua en forma activa con la actividad denunciada. Resulta testigo de los hechos antes narrados la Sra. Concejal Municipal Viviana Farías.”

Área del vivero por costanera sur al vivero.