No dejaron entrar al personal de salud al concejo deliberante

En la única sesión extraordinaria del año, Personal de salud quiso ingresar al recinto para presenciar la sesión y los obligaron a retirarse. Los enfermeros y enfermeras de Gral. Alvarado continúan su reclamo.

Se preveía que comenzarían las conversaciones para a futuro reorganizar a los agentes de salud en un nuevo nomenclador y que de esta manera reciban la remuneración acorde a sus tareas, aunque la vocera, Alejandra Morán, dijo a LA CAPITAL, “seguimos sin respuesta, los únicos que se acercaron fueron concejales que nos invitaron a participar de la sesión el próximo lunes (por ayer) a las 9, así que veremos quienes pueden concurrir”.

La nueva manifestación se llevó a cabo frente al mismo municipio y allí volvieron a exhibirse los inconvenientes que se potenciaron en medio de la pandemia.

El 26 de octubre, los enfermeros entregaron un petitorio al intendente (Sebastián Ianantuony), donde pidieron una recomposición salarial que les permitiera llegar a un básico de 40.000 pesos que actualmente de acuerdo al último aumento que consiguió el sindicato está en 21.500 pesos para aquellos de planta permanente y 17.000 pesos quienes están contratados.

También solicitaron el reconocimiento a profesionales de la salud ya que, según se informó, figuran como técnicos y otros administrativos en cuanto a las categorizaciones y eso lógicamente modifica el ingreso en los sueldos.

Paralelamente, se busca que se abone la “insalubridad” a todos los enfermeros por igual en el distrito “ya que se le pagaba al hospital una parte, a las salas de atención primaria en otro promedio y a quienes estaban en el asilo directamente nada”, argumentó Morán.

Más allá de otros beneficios perdidos hace algunos años que buscan recuperarse por parte de los empleados de este sector de la salud, también persiguen el concepto de jubilación a los 55 años cumplidos con 25 años de aportes.