María Eugenia Pirera: “Soy de las que piensan que hay que seguir perfeccionándose y estudiar siempre”

María Eugenia Pirera

El Argentino dialogó con María Eugenia Pirera, odontóloga de 30 años, miramarense, hija de padres odontólogos y la mayor de 4 hermanas. Todas realizaron los estudios primarios y secundarios en “El Principito”. Al terminar el secundario se fue a La Plata a estudiar y a los 22 años se recibió. Hoy viaja por el mundo perfeccionándose mientras trabaja en el Hospital Posadas y en la clínica de Swiss Medical de Lomas de Zamora, pero no se olvida de Miramar y sus inicios en la ciudad donde pasó un momento poco feliz cuando, sin ningún rédito económico, se acercó a trabajar a la sala de Aeroparque, pero por cuestiones políticas no la dejaron continuar. Aquí nos cuenta su historia.

-Contame la carrera que seguiste, tus inicios y como fuiste progresando
Una vez recibida, regrese a trabajar a Miramar, estuve en el consultorio con mis padres, una muy buena persona que trabajaba en Aeroparque me ofrece que vaya ad honorem, puesto que el consultorio estaba instalado y el profesional no concurría, comencé a ir y por portación de apellido (léase mi padre no comulga con este gobierno) me prohibieron que concurra, siendo los únicos perjudicados los habitantes de Aeroparque. Entonces concurrí al Hospital Hinterzonal de agudos de Mar del Plata gracias a la ayuda del Dr. Mariano Costa comencé a ver cirugías y ahí entendí cual era mi camino. Un medio día de enero volvía de Mar del Plata y les informe a mis padres que me iba a ir a Buenos Aires a realizar la especialidad de cirugía y traumatología buco maxilofacial, ingresando en la especialidad de cirugía maxilo facial de la Universidad Católica Argentina en Buenos Aires, donde obtuve la especialidad en cirugía y traumatología bucomaxilofacial. La especialidad fue intensa tuve que volver a estudiar 4 años con carácter de residencia. En donde la hice en el hospital naval 1 año y después estuve 3 años en el Hospital Lucio Melendez de Adrogue.

-¿Cómo fue el momento de que te niegan continuar trabajando en Aeroparque y cuál fue la excusa que te dieron?
Yo comencé a ir al Hospital de Miramar como concurrente, me estaba por salir un cargo en Aeroparque y me empezaron a poner palos en la rueda para que esto se dé. Llegaron a poner un cartel en el hospital que decía que no se permitían más prácticas hospitalarias y fue ahí cuando empecé a buscar otras alternativas. Mariano Acosta me acercó la posibilidad de acompañarlo al Interzonal de Mar del Plata, encontré lo que quería al momento de ver una cirugía y llegué a mi casa con la idea fija de irme a Buenos Aires para perfeccionarme. Ingresé en la UCA (Universidad Católica Argentina), siendo una de las pocas de Argentina que lo había logrado y continué perfeccionándome.

-¿Hoy en día donde estas trabajando?
En la actualidad trabajo en la clínica de Swiss Medical de Lomas de Zamora.

-Viajás por el mundo con tu trabajo, ¿Porque se da esto y como lo tomas vos?
Soy de las que piensan que hay que seguir perfeccionándose y estudiar siempre. Estuve en julio en un curso de Artroscopia para la articulación temporomadibular en Palm Beach y este año gane una beca donde estuve realizando un fellowship de 2 meses en Basilea (Suiza )en el hospital Universitätsspital Basel, en donde me encontré empezando con mi pasión por la investigación, comenzando en el congreso realizado en Munich desde el 17-9 al 21-9. Ahora del 7/11 al 11/11 estuve en Maryland realizando otro curso gracias a la invitación de TMJ concepts de Articulación temporomandibular. Para el año que viene tengo un curso en Santiago de Chile, otro en Rio de Janeiro y existe la posibilidad que vuelva a Suiza a realizar el doctorado.

-¿Cada cuánto venís a Miramar y que significa para vos la ciudad?
Cuando tengo un espacio vengo a Miramar donde están mis padres y pronto mis hermanas que ya terminaron sus carreras universitarias vuelven y nos reencontramos todos.