“Los beneficiarios de Incluir Salud deben ser considerados como cualquier habitante de la Provincia para que tengan la debida atención”

Mejorar la operatividad del plan Incluir Salud (ex Profe) en la Provincia, para que sus beneficiarios puedan gozar de los beneficios del programa, fue el objetivo de la reunión que mantuvieron en las últimas horas el Defensor del Pueblo bonaerense, Guido Lorenzino, y el Adjunto en Derechos Humanos y Salud, Marcelo Honores, con la directora de Acceso e Inclusión de la cartera sanitaria, María Lourdes Farias.

En el marco del encuentro, se acordó un esquema de articulación entre la Defensoría e Incluir Salud, que desde hace unos meses pasó a estar bajo la órbita del Ministerio, con la idea de simplificar el acceso de los adherente al programa a prestaciones médicas, tratamientos o medicación.

“Los beneficiarios de Incluir Salud deben ser considerados como cualquier habitante de la Provincia para que tengan la debida atención”, coincidieron durante la reunión.

Lorenzino, Honores y Farias analizaron la provisión de medicación ambulatoria a los usuarios del plan, y particularmente se puso sobre la mesa la utilización de drogas para el abordaje de la salud mental, el plan de uso racional de psicotrópicos; y la accesibilidad a las prótesis que requieren los usuarios.

Los funcionarios concluyeron que a través de la gestión entre los dos organismos se podrá “evitar la judicialización” de los casos que requieren la intervención de la Defensoría, y en ese sentido anunciaron que se pondrá en marcha una amplia campaña de difusión sobre el tema.