“Son más los que nos llaman para decirnos que no vienen, que los que vienen”

Semanario El Argentino entrevistó a Aldo Capra concesionario del Balneario Coral hace 32 años y es miembro de la Comisión Directiva de la Cámara de Balnearios, Bar, Restaurantes de Playa Miramar.

En dicha entrevista, Aldo, nos detalla los protocolos que deberán utilizar los balnearios esta próxima temporada de verano, y destacó: “Estamos teniendo reservas pero el porcentaje es bajo. Estamos a un 30% de lo que fue el año anterior”.

-En éste año tan particular debido a la pandemia ¿Han tenido que comenzar los preparativos pre temporada más tarde?

-Sí, este año el comienzo de los preparativos y actividades se retrasó mucho ya que los protocolos para trabajar fueron enviados los primeros días de noviembre. Eso nos lentifico mucho dado que no sabíamos que podíamos habilitar y que no.

-¿Bajo qué protocolos tendrán que trabajar?

-El protocolo con el que vamos a trabajar es el que implemento el gobierno nacional, provincial y municipal. Se puede ver entrando a la página wwwmga.gov.ar, en la sección protocolos en la sección balnearios.

-Para respetar dichos protocolos ¿tendrán que contratar más personal?

-No. Lamentablemente este es un año muy difícil, nos vamos a tener que adaptar con lo que tenemos y ya que además de la atención es todo el personal que estamos en la administración y los chicos que están abajo en la playa, donde van a tener que variar la mecánica de antes, ya que además de la atención a la gente, van a tener que realizar todo el protocolo de satinizacion, que se tienen que realizar varias veces al día en todos los lugares donde la gente esté, llames carpas, sombrillas, pileta, quincho, baños. En fin todo se tiene que satinizar más de dos veces por día la carpa y los demás sectores del balneario, persona que se levanta ese lugar debe satinizarse.

-¿Cómo controlaran el distanciamiento social en las zonas comunes?

-La persona cuando llega se tiene que registra y hacer una declaración jurada. Todos los días se le toma la temperatura y se hace así un seguimiento a la persona, a lo largo de toda su estancia.
El distanciamiento en las zonas comunes al ser tan limitado el número, como por ejemplo la zona de la pileta junto con el solárium, tiene 190 metros u adrados y nosotros vamos a permitir solamente la entrada de 36 personas. De cualquier manera los encargados de cada sector van obviamente a sugerir a la gente que mantengan el distanciamiento. Pero la gente es muy consiente de todos los reglamentos y te lo digo porque he hablado con muchas personas que han contratado nuestro servicio. Yo no creo que haya problemas con las violaciones a los protocolos de distanciamiento. La gente ha aprendido.

-¿Qué servicios pueden ofrecer y cuáles no se podrán debido al protocolo?

-Los servicios los tenemos todos, pero limitados. Por ejemplo en las duchas de los baños está limitada al 50%, (nosotros tenemos cinco duchas) hasta que dos personas que se encuentran en el baño no bajen y no se suba a sanitizar, no pueden entrar otras dos. El caso de la pileta es por turnos, aún no sabemos si será de media hora o más, entra el grupo de 36 personas cuando salen se sanitiza todo y vuelve a entrar otro grupo. Lo mismo en el sector del quincho, van a entrar grupos de 12 personas, una vez que se van se sanitiza todo y entran los otros grupos.

-Todos estos cambios implican más gastos económicos que deberán afrontar?

-Sí, por supuesto. Imagínate que todos los productos satinizantes implican un gasto económico, por ejemplo el amonio cuaternario los 4 litros esta alrededor de $3.000 o $4.000 pesos. El alcohol que se va a gastar en cantidades industriales, también es caro, sumado a eso el mismo trabajo de los chicos que tendrá que ser remunerado de otra manera.

-En caso de detectarse un caso de COVID-19 ¿cuáles serán los criterios de protocolo que tendrán que realizar?

-En caso de que detectemos un posible caso sospechoso de COVID el protocolo designa que a esa persona se la aislar, se la lleva a un sector del balneario que ya está afectado para ese fin y se llama al servicio sanitario municipal.

-¿Mantienen contacto con el ejecutivo municipal para organizar toda la logística?

-Sí las reuniones con el ejecutivo municipal las hemos tenido a lo largo de todas estas semanas. Para todo lo que es el sector de los balnearios, yo te puedo decir que estamos totalmente preparados y organizados.

-¿Están teniendo reservas?

-Sí, estamos teniendo reservas pero el porcentaje es bajo. Estamos a un 30% de lo que fue el año anterior, ya tenemos un 70% menos que el año anterior. La gente de Buenos Aires, son más los que nos llaman para decirnos que no vienen, que los que vienen. Hablo particularmente de mi caso, no sé si mis colegas estarán mejor. Por lo que veo todo está bastante flaco.

-¿Cuáles serán los valores estimativos de las carpas y sombrillas?

Una carpa por quincena con cochera esta entre los $15.000 y los $20.000 a $25.000 pesos. Una sombrilla esta aproximadamente en $12.000 o $20.000 pesos la quincena son valores de referencia media y depende la zona del balneario.

Este será un verano atípico qué expectativas tienen?

-Las expectativas para este verano es “tratar de cambiar el temporal”. Es un año difícil, es un año duro. Ya el sol
o hecho que podamos estar abiertos, es un triunfo. Yo creo que nadie está esperando obtener grandes ganancias, es más yo creo que nadie está esperando obtener ganancias, simplemente no perder, porque sumado a todos los gastos extras que tenemos, es un año que sabemos que no vendrá gran cantidad de turismo.

-Aldo ¿Algo que nos quieras agregar?

-Para agregar a todo este tema, quiero decir que para la gente que quiera venir a la playa (y esto no es una falsa modestia) los balnearios son muy seguros en lo que respecta a todo el universo turístico, dado que estamos al aire libre y tenemos muchos controles. Los balnearios tanto como la comisión directiva, están haciendo un esfuerzo muy grande para sacar esto adelante.

Esperemos que todo salga bien, que tengamos un verano en paz y que todos podamos disfrutar de las vacaciones. Creo que las necesitamos y que las merecemos todos los argentinos.