Intransitable

La calle 24 entre la 61 y 63 es un verdadero lodazal. Resulta intransitable para los vecinos que allí viven y en consecuencia produce serios inconvenientes.

Han pasado las lluvias, el invierno, estamos en una época donde las maquinas del Corralón municipal deberían reparar estos lugares que están abandonados.

Es que también vive gente, circula y transita y tiene el derecho a vivir dignamente. Es hora que las autoridades escuchen la voz de los ciudadanos y den respuestas a sus constantes reclamos.

Como todas las semanas trasladamos la opinión de la gente y lo hacemos con el espíritu de colaborar en la solución de los problemas.