Fabio Quetglas: “En Miramar me expresaban su desazón frente a un gobierno local que no los escucha”

El precandidato a diputado nacional por el espacio de Facundo Manes dentro de la coalición Juntos visitó General Alvarado. Aseguró que se necesita una “nueva visión”. Consideró que el país requiere “una conversación política menos hiriente y menos agresiva”.

El precandidato a diputado nacional por el espacio de Facundo Manes dentro de la coalición Juntos, Fabio Quetglas, visitó General Alvarado y se refirió al presente del país en el marco de una conferencia de prensa en la casa de la Unión Cívica Radical de Miramar.

Sobre su vista al distrito Quetglas dijo “Estuvimos en una empresa agro industrial muy importante de la zona y los propietarios nos comentaban su visión angustiante del país. No lo dijeron con estas palabras, pero yo sentí que tienen miedo ante los exabruptos del gobierno, respuestas fuera de lugar, referencias de amigos y familiares que no pueden ingresar al país estando vacunados, y aprovecharon que estaban ante nosotros para expresar su sentir”

Y agrego “Es muy delicada la situación, uno no puede soslayar el sentimiento del otro, a mi me importa mucho lo que sienten mis votantes. Estuvimos con un grupo de prestadores turísticos, hoteleros y gastronómicos, me expresaban su desazón frente a un gobierno local que no los escucha, que es insensible ante sus necesidades y se sienten solos, abandonados.

“A miramar le pasa lo que le pasa al país y nosotros de este dolor debemos construir una esperanza”
“Estamos en un momento institucional importante que son las elecciones. Es un campaña particular porque es en el contexto de una pandemia porque hay familias que han tenido pérdidas irreparables, empresas que han vivido situaciones increíbles, el sistema educativo afectado, y creemos que es hora de una conversación cuidada, de calidad”, explicó en relación a la propuesta del neurocientífico.

“No podemos aprovechar este momento de dolor para trivializar la política. La base de nuestro triunfo sería imponer una nueva visión que nos saque de este pantano y para Facundo es la de incorporar a la conversación pública el paradigma del conocimiento, que las políticas se diseñen con datos”, dijo.

“El oficialismo tiene una agenda muy corta, que está muy signada por las necesidades de la vicepresidenta, y por la consolidación de un relato frente a su público. Viven a expensas de demostrar una verdad salvífica, aunque la evidencia los contradiga”, apuntó.

“Apelo a que los argentinos no nos enojemos. No somos la versión en espejo del kirchnerismo. Hay muchos argentinos que han creído en el Gobierno con convicción y nosotros tenemos que tener una sensibilidad”, agregó e indicó que Argentina necesita “una conversación política menos hiriente y menos agresiva”.

“Mi sensación es que en el país no hay confianza y eso debemos construirla. Nosotros somos una fuerza política que se propone gobernar y que le ofrece al país una visión y esa es nuestra obligación”, concluyó.