Estela López: «Los últimos 10 años del gobierno no ha hecho más que permitir que nuestros espacios de salud se deterioren»

Seguidamente transcribimos el Despacho de la concejal Estela López en relación a la rendición de cuentas del año 2020 que fuera tratada en la sesión del Concejo Deliberante del día 1 de mayo del corriente año. Textualmente dice así:”

Desde que asumí el 10 de diciembre del 2019 he tratado de entender cuál es la estrategia y el rumbo de este Gobierno Municipal. La situación con la que nos encontramos a partir de marzo del año 2020 puso a nuestro distrito en una posición antes nunca vista.

He recibido el presupuesto con un 100% de aumento para lograr cambiar los últimos 10 años de un gobierno que no ha hecho más que permitir que nuestros espacios de salud se deterioren y no tengan el debido mantenimiento para brindar la calidad de atención que nuestros vecinos se merecen.

He tratado de aportar desde mi banca no solo mis conocimientos, también mi voluntad de trabajar codo a codo con ustedes ofreciendo mi aporte como sanitarista y como Enfermera investigadora.

Me anoté en las listas y traté que se me haga partícipe de las reuniones científicas, sabiendo que nuestra profesión es la que más camina los diferentes espacios sanitarios; sin haber recibido respuesta alguna, solo indiferencia de los gobernantes y silencio cómplice de mis pares de otros frentes. Pero he sido paciente como buen enfermero, que espera que las cosas evolucionen positivamente o se declaren enclavadas en la crisis de la caída.

He sido vehemente en el hecho de poner en evidencia la precariedad en la refacción de los espacios críticos de salud, los cuales fueron emparchados con un formato de aparente de calidad, comprobando más tarde que lo hecho solo fue un tapo y gasto, comprometiendo a una de las instituciones más activas, benéficas y siempre dispuesta a disminuir los riesgos sanitarios, como lo ha hecho a través del tiempo nuestra querida Cooperadora del Hospital.

He tenido que pedir disculpas por haber mostrado a los vecinos el supuesto salto de calidad de nuestra terapia, teniendo que tolerar un gesto de soberbia tanto desde el gobierno como de su inoperante Secretaría de Salud, sin entender que estábamos frente a una situación de urgente resolución y con reclamos de la ciudadanía, que comenzaba a padecer angustia y ansiedad ante las noticias que se iban difundiendo.

Debo decir que de 312 nacimientos al año que se realizaban en nuestro hospital, solo en la memoria del ejercicio 2020 de la rendición de cuentas.

Encontramos 289 (8% menos), de 3625 internaciones al año se bajó a 2886 (20,39% menos), de 1280 anestesias y cirugías, se pasó a 690 (46% menos), de 37 legrados se pasó a 12 (67% menos), de 14712 radiografías se pasó a 10260 (30% menos). En los CAPS bajaron todas las prestaciones entre un 30 y un 40%. Residuos patogénicos de un total de 12 millones + 7 millones nos dio un total de 19 millones. Y se declara un gasto de 5 millones. ¿Dónde está el resto que en el listado de excedentes no figuran los 14 supuestos millones de pesos que presupuestaron para tal fin? Y, Ohh sorpresa, para 2021 presupuestan 9 millones y, debo agregar, que aún quedan debiendo $ 789.000 a la empresa encargada.

Estos datos revelan que, nuestros servicios de salud estuvieron parados, que la comunicación interpersonal entre equipos no ha funcionado estratégicamente para la contención de otras patologías de riesgo que se llevaron vidas, SEÑORES, vidas por no dar respuesta, por limitar la accesibilidad a los servicios de salud, por priorizar una política partidaria con la pandemia, sin ser objetivos en la realización de una labor sanitaria que contenga a todos por igual.
Y yo me pregunto: si subimos el presupuesto un 100%, si observamos que la cantidad de prestaciones han bajado y que los números no dan…. ¿por qué debo aceptar esta rendición???

Este año presupuestaron un 38% más, agregado al 100% del año anterior, pero la gotera del quirófano al irse el secretario de salud…. cumplió junto con la mancha de humedad del mismo lugar: 7 años de antigüedad. El Arco en C, elemento indispensable para las intervenciones quirúrgicas (que en varias oportunidades les facilitó el Instituto Médico Privado Mitre) no se arregló. El tomógrafo y el mamógrafo se llovían hasta que el funcionario a cargo se fue.

Que los profesionales de la Salud mal pagos debieron reclamar y doblegar esfuerzos para visibilizar su grave situación económica, que les costó un gasto de energía y la pérdida de 6 enfermeros emigrantes, siendo en muchos casos sancionados y amenazados no solo por las autoridades sanitarias sino también con las fuerzas policiales. Y vuelvo a preguntar… ¿Hacía falta llegar a ese momento?… ¿Hacía falta destratar a quiénes están dejando la vida en una guerra invisible que se lleva las vidas de quiénes más queremos?”