El dramático rescate de tres nenas que se ahogaban en las playas de Mar del Sud

Rescate en las playas de Mar del Sud

Así difundió el diario Clarín, la situación vivida en Mar del Sur y sobre la que informáramos la semana anterior. Un pescador las salvó con su caña. Ocurrió en un balneario público conocido por la intensidad de sus olas.

“Estábamos pescando en Mar del Sud, y había tres nenas al lado de donde estábamos nosotros. Primero estaban cerca de un arroyo, tomando sol. Un rato más tarde, cuando armé la caña, me di vuelta y vi algo en el agua que me llamó la atención. No creí que podían llegar a ser ellas, pero cuando miré para el arroyo no vi a ninguna de las tres. Preocupado, le pregunté a mi señora si las había visto, pero cuando miré de nuevo al mar me di cuenta que las que estaban en el agua eran ellas. Ya estaban varios metros adentro del mar y no estaban pudiendo salir”, comentó todavía conmovido por lo que le había tocado vivir este pescador marplatense que se convirtió en héroe.

Hernán había dejado la caña clavada en la playa esperando a pescar algo y esa línea que buscaba algún pez entre las revoltosas olas, terminó siendo el salvavidas de las pequeñas. “Las nenas no sé cómo hicieron para ver la línea en el agua, pero yo me di vuelta y vi que la caña estaba completamente torcida. Pensé que había pescado algo, pero cuando me acerqué a la caña me di cuenta que el nylon viajaba hacia la dirección de donde estaban ellas”. El hombre agarró la caña sin dudar, tensó la línea y se dio cuenta de que una de las chicas la tenía agarrada con la mano.

“Empezaron a gritar, a pedir ayuda eran impresionantes los gritos”, contó a Teleocho el pescador. “Entonces le grité que no la soltara y que yo la iba a ayudar. Y, gracias a Dios no la soltó y el equipo respondió como nunca me lo hubiese imaginado”.

Hernán sabía que solo no iba a poder y salió a buscar ayuda: “Agarré el auto y me crucé con un muchacho que nunca en mi vida había visto y le pregunté si sabía nadar. Me dijo que sí y no dudó en venir conmigo. Cuando volvimos a la playa ya estaban como a 60 metros de la costa”. El chico se llama Jean-Paul Choinski, tiene 17 años y sueña con ser guardavidas en un futuro. Entonces supo de inmediato que la vida le estaba dando su primera prueba.

Sin dudarlo se metió al mar a tratar de sacar a las nenas. Una de las tres ya había logrado salir del agua, pero todavía quedaban dos (de 11 y 13 años), que gritaban desesperadas. “Hizo un esfuerzo muy grande por tratar de ayudarlas pero la rompiente era muy complicada. No sé si un guardavidas se hubiese animado a entrar”, explicó Hernán.
Juan-Paul logró sacar a una de las dos. Y Hernán volvió a probar con la caña: “Me corrí unos metros para el lado de los médanos para que la chica que quedaba visualizara el nylon. Cuando lo vio le pegó el manotazo y lo agarró. Estuvimos unos 20 minutos y finalmente la pudimos traer para la costa y la sacamos con vida”.

«Fue un momento de tensión porque eran dos vidas que se iban y a mí me pasó de ver cuando era chico a una persona que se ahogaba y sé lo que uno vive después de eso”, aseguró el pescador. “Hubiera sido horrendo verlas morir, me hubiera quedado en la cabeza para el resto de mi vida si no hacía nada “Su mujer fue la encargada de filmar una parte del episodio. “Era desesperante”, contó. “Escuchar los gritos de las chicas pidiendo ayuda era terrible. Filmé lo que pude porque la gente nos pedía ayuda”. Una vez que las sacaron del mar, las nenas fueron trasladadas a una Sala de Salud.

“Es un lugar peligroso”
Mar del Sud, es una pequeña localidad de la Costa Atlántica, ubicada a 60 kilómetros de la ciudad de Mar del Plata. El balneario “El Chino” es conocido por su peligro e incluso hace cinco años se ahogó un hombre en el lugar. Según explicaron desde la Asociación de Guardavidas ya habían mandado una nota al municipio solicitando cobertura en esa zona.