Desde la Iglesia pidieron «salir de esta situación de crisis tremenda» como país

El obispo de San Isidro y presidente de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), monseñor Oscar Ojea, realizó su reflexión semanal y se refirió a la crisis que atraviesa el país. Asimismo, pidió «reconstruir nuestra Patria».

En ese sentido, reconoció que “nosotros en medio de la pandemia, y al ir concluyendo si Dios quiere la pandemia, tenemos el corazón triste; nos hemos visto defraudados en tantos sentidos, necesitamos más que nunca liberarnos de la esclavitud del dinero y poner el corazón en Jesús”. 

A su vez, el peladro manifestó que «cuando Jesús dice ‘toma el dinero y dáselo a los pobres’ no lo está diciendo para que los pobres sigan siendo pobres, sino que lo está diciendo para poder librar, con mi aporte, a los pobres de su miseria».

«Lo está diciendo para que mi corazón tenga la grandeza de poder recibir la riqueza de lo que ellos me puedan dar porque no puedo pensar que ellos no tienen ninguna riqueza para darme, no puedo ayudar de arriba hacia abajo como si yo fuera el omnipotente que da un beneficio”, añadió.

Más adelante, Ojea pidió “salir de la tristeza; tenemos que pedirle al Señor poder remontar este efecto de la pandemia y trocarlo en una motivación hermosa para poder rehacer y reconstruir nuestro mundo, nuestra Patria”.

Finalmente, planteó «salir de esta situación de crisis tremenda en la que vivimos como personas, como comunidad, como país, es posible solamente con la fuerza de Dios; Él hace posible lo imposible. Busquemos cómo poner el corazón de verdad para obtener de alguna manera una libertad, un coraje y una fortaleza que necesitamos todos para emprender con esperanza el camino de nuestra reconstrucción”