Denuncias por desarmadero

La semana anterior realizamos la crónica sobre la existencia de un gran desarmadero en el depósito municipal de calle 9 y 72, donde funcionara el Corralón De Nicoló y luego el Taller Montana.

Ahora ahí llevan las motos, autos y todo cuanto vehículo se secuestre o se detenga. Describíamos en la nota que la extracción, hurto de repuestos está a la orden del día.

Que nadie hace nada, todos miran para otro lado y se sirven de lo sustraído. Una verdadera situación de ilicitud que rodea ha dicho desarmadero.

Hemos tomado conocimiento de varios propietarios de motos y vehículos que han ido a verificar el estado de los mismos y se encontraron con la falta de importantes autopartes que hicieron imposible su traslado o movimiento.

Ello habría motivado la realización de denuncias penales por la desaparición de efectos de su propiedad. Se estaría investigando una sustracción masiva de estos elementos y cuyo monto sería de altísimo valor por la cantidad que se habrían retirado.

Es que el lugar es para preservar los vehículos y no para desmontar. La demora en los trámites correspondientes para su venta o desguace ha hecho que se utilicen para negocio de unos pocos, afectando el patrimonio municipal que es de todos los alvarandenses.

Una situación sumamente complicada y grave que hace responsable a los funcionarios públicos de tanta desidia y abandono.