Ciudad de lagunas

Miramar está cada vez peor en el estado de las calles y caminos rurales. Cada lluvia que ocurre, como la de la semana Miramar se transforma en la ciudad de las lagunas.



Las fotografías muestran el estado de las calles por ejemplo en calle 9 y 90 y calle 59 y 30 del Barrio Oeste. Vecinos que no pueden circular, autos que no pueden transitar, automotores que se encajan, camiones que no pueden llevar mercaderías, todos verdaderos inconvenientes en una ciudad que viene padeciendo esta situación hace más de 15 años. Y todo sigue igual. Pasan funcionarios, Directores de Servicios, Directores Viales, empleados, etc., etc. y cada vez peor.

La ciudadaníaestá indignada por el maltrato que sufren en la prestación de los servicios y particularmente en lo que se refiere al mantenimiento de las calles. El invierno ha sido terrible. Las quejas han proliferado por doquier en las redes sociales.

La condena a la Administración Municipal se ha incrementado. Es que se pagan muchos impuestos para que nada se haga. Y hoy la ciudad se convierte en verdadero lagunar por la falta de prestación de servicios. Un verdadero baldón para la actual Administración.