Alarma en el interior: crecen los casos y se expande la sombra de la temida Fase 2

Algunos distritos aseguran estar en colapso sanitario por la ocupación de camas de terapia intensiva, mientras que otros ya pidieron retroceder y sumar restricciones ante la escalada de contagios. Incluso, se suspenden celebraciones.

El crecimiento exponencial de casos de coronavirus tiene a mal traer a varios intendentes, que deben hacer equilibrio entre las restricciones y mantener cierto nivel de actividad, especialmente económica y educativa.

Luego de haberse detectado 63 nuevos casos, con un 50% de positividad en los hisopados realizados mediante el plan Detectar, el jefe comunal de Villa Gesell, Gustavo Barrera (Frente de Todos) aseguró que “a este ritmo, vamos indefectiblemente a la fase 2”.

El alcalde peronista añadió que esta realidad “nos coloca en una posición muy delicada. Tenemos que dar algún tipo de respuesta, que es más cuidados. El virus no circula si las personas no circulan. Es importante que entendamos esto, que se están tomando estas decisiones con números objetivos y claros”.

En las últimas horas, la Jefatura Distrital informó que se suspenden las clases presenciales en ese municipio de la Costa Atlántica, al menos por dos semanas.

En Tres Arroyos, el propio intendente pidió a la Provincia retroceder a la tan temida Fase 2, aumentando las restricciones sobre el horario comercial y suspendiendo las clases presenciales por 15 días, tras declarar el colapso sanitario.

El jefe comunal Carlos Sánchez aseguró: “No hay más camas, no se puede atender, estamos tratando de no internar llegando con la ambulancia a las casas y tratando de que los familiares y alguna enfermera pase de vez en cuando a ver si puede frenar un poco la situación de la persona contagiada. Eso no es normal, se va a empezar a morir gente en las casas”.

Por ese motivo, desde la comuna solicitaron a los vecinos que no se reúnan, no salgan a menos que se imprescindible y que eviten circular.

El crecimiento de los positivos de Covid-19 obligó a otro intendente, en este caso de Juntos por el Cambio, a suspender los festejos de aniversario de una ciudad.

Se trata de Javier Reynoso, jefe comunal de Rivadavia, quien informó a través de sus redes sociales que el distrito atraviesa «una tendencia sostenida de aumento de casos en los últimos días», por lo cual «son momentos de evitar todo tipo de aglomeración». 

Ante ello, el mandamás rivadaviense informó que había tomado la decisión de «suspender los eventos culturales, deportivos y actos inaugurales, programados en el marco del 117° aniversario de la ciudad de América».

«En el mismo sentido hemos ampliado el horario de atención en Consultorios para atención de paciente Febriles y Respiratorios adultos», y añadió: «Se aumentó a cuatro turnos de laboratorio, ampliando la cantidad de hisopados diarios a efectos de continuar con los testeos y diagnósticos rápidos como lo veníamos haciendo hasta ahora y lograr a través del trazado los aislamientos de los contacto estrechos».

Además, decidieron contactar a cada paciente con más de 40 días de alta médica para chequear síntomas residuales luego de su recuperación.