A seis años del femicidio de Laura Iglesias

El miércoles 29 de mayo se cumplieron 6 años del femicidio de Laura Iglesias, en nuestra ciudad. Ella era trabajadora social del Patronato de Liberados de Miramar. En su paso por esta comunidad dejó plasmado su gran compromiso y empatía con el otro, con esa población que vive al margen de un sistema que los excluye una y otra vez, atendiendo con escasos recursos las necesidades de cada usuario que llegaba a ella; impulsora y promotora de la organización de los trabajadores y de la contención y acompañamiento entre compañeros; comprometida con las luchas en la calle, siempre contemplando el ejercicio y garantía de los derechos humanos; fue una fuerte activista contra la violencia de género, y luchadora por la construcción de una sociedad más justa y equitativa. Es así como marcó la vida de muchas personas silenciadas históricamente y contribuyó con su pequeño granito de arena a la integración real en nuestra sociedad.
El 29 de mayo de 2013 fue brutamente golpeada, torturada, violada y estrangulada con el cordón de su zapatilla. Todo ello ocurrió mientras se encontraba trabajando en precarias condiciones en el barrio Parque Bristol de Miramar.
En el año 2015 Esteban Cuello, quien ya tenía antecedentes de violación en Otamendi, fue condenado a la pena de prisión perpetua por su femicidio por el Tribunal Oral Criminal N.º 3. En base a los testimonios y planteos realizados por su familia y testigos durante el juicio, se dispuso en la sentencia que la investigación continúe a fin de buscar a otros participes y cómplices del brutal femicidio de Laura. Esta investigación se encuentra archivada a la espera de nuevas pruebas.
Desde el principio, la investigación, estuvo plagada de omisiones, descuidos, contradicciones y falta de voluntad por descubrir lo que realmente le ocurrió a Laura. La misma se centró exclusivamente en recolectar pruebas contra Cuello descartando la participación o complicidades de otras personas a pesar de que por las características del hecho resulta imposible que una persona haya estado sola en ese momento. Por ejemplo, no se peritó la computadora que Laura usaba para trabajar; a pesar de los reiterados pedidos de la familia nunca se apartó a la Policía Bonaerense de la investigación; en la causa hay declaraciones de testigos que ubican a otros posibles participes en el femicidio, esas líneas investigativas jamás fueron profundizadas.
A seis años de su femicidio aún quedan muchas preguntas por responder e indicios de sobra de que hay femicidas caminando impunemente por nuestras calles. Es por ello por lo que seguimos necesitando y pidiendo la colaboración de toda la comunidad alvaradense. Pedimos que, si saben algo y quieren ayudarnos a encontrar toda la verdad, pueden comunicarte con nosotras a través de nuestro Facebook: Ni Una Menos Gral. Alvarado.
Es indudable que en su paso dejó encendida miles de llamas que hoy siguen reclamando Verdad y Justicia. Muchas mujeres luego de su femicidio se organizaron para visibilizar la violencia machista que padecen a diario; sus compañeras y colegas en todo el país se organizaron para exigir la mejora de sus condiciones laborales signadas por la precariedad y hasta sus usuarios iniciaron procesos de organización y participación comunitaria.
Hoy Laura es un icono de Lucha y Organización. Han pasado 6 años y exigimos respuestas, porque sin toda la verdad no hay justicia .¡Laura Iglesias presente ahora y siempre!
Ni Una Menos Gral. Alvarado – Multisectorial de Mujeres Gral. Alvarado.