NaNá BeGó y la realización de un mural en la Facultad de Ciencias Exactas

Son un grupo de mujeres de Artes tomar que, a través de colores, formas y sentidos expresan su preocupación por diversos temas vinculados a la naturaleza, a la situación ambiental local, regional, a lo colectivo y social. Ya en entrevista con Semanario El Argentino, el pasado 23 de septiembre nos habían anticipado de este proyecto, en el cual fueron convocadas a intervenir en uno de los espacios de la UNMP. Desde nuestras páginas queremos expresarles nuestras más sinceras felicitaciones, por representar de manera impecable la práctica maravillosa, que significa el Arte Urbano.
A continuación transcribimos un textual escrito en su página de faceboock llamada NaNá BeGó, donde las artistas plásticas Natalia Gonzales y Natalia Beresiarte Breser, expresaron lo siguiente:
“Queremos agradecer a la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales UNMP, por convocarnos a realizar una intervención en el Complejo Universitario.
También a nuestra invitada y querida Eva Otero, por sus pinceladas y sumarse a compartir. Así fue la jornada de Naná Begó .
Mucho se puede decir de Marie Skłodowska-Curie. Científica, la primera persona en recibir dos premios Nobel, docente de la Universidad de París. Un símbolo. Un símbolo de excelencia. Sin embargo, para muchas de nosotras su nombre representa algo más. Hablar de Marie implica a dos conceptos que juntos, todavía hoy, llaman la atención, resuenan, rechinan. “Mujer” y “Ciencia”. Qué sucede cuando el efecto acústico de estas palabras nos atraviesa. Nos preguntamos.
Parafraseando a la socióloga colombiana Luz Arango, ¿tiene ‘sexo’ la ciencia? Hay una foto histórica de la Conferencia de Solvay, Bruselas, del año 1927 en la que se retrata a veintinueve científicos de los cuáles diecisiete recibieron el Premio Nobel. La única mujer es ella: Marie Curie. En la actualidad, ¿esa foto cambió?
Cuántas mujeres ‘hacen’ ciencia, dirigen proyectos científicos o toman decisiones políticas sobre lo que investigan. Por qué, como dice Paloma Urtizberea, llama la atención que una mujer diga ‘soy física’. Por qué aún se acepta que la mujer sea responsable del ‘trabajo doméstico’. Tiene algo que ver eso con ‘el sexo de la ciencia’. Qué es el ‘techo de cristal’. ¿Cómo se desmontan los prejuicios que todavía perviven sobre las mujeres científicas? (…) A Ud., ¿le surge alguna pregunta al respecto?
Hoy pintamos paredes en la facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la Universidad Nacional de Mar del Plata. Y nos hicimos preguntas.
Mikaela Vouilloz, Bióloga. Socióloga.