Vecinos se oponen al traslado de la Zona Roja: “Somos el desecho de una ciudad”

Habitantes de los barrios Don Diego, Las Canteras, Lomas del Golf, Soip, Santa Celina y Florencio Sánchez expresaron su descontento con la posibilidad de trasladar la actividad al camino viejo a Miramar.

Vecinos de alrededores del camino viejo a Miramar ratificaron su rechazo al posible traslado de la denominada Zona Roja, tras la propuesta que se elevó al Gobierno que conduce Guillermo Montenegro, quien debe definir la ubicación de la actividad luego de la aprobación de la ordenanza en el Concejo Deliberante que regula el trabajo sexual en la vía pública.

“Estamos en contra de la instalación de la Zona Roja en las cercanías de nuestros barrios, nos va a afectar enormemente al desarrollo y la calidad de vida de nuestras familias por todo lo que conlleva la actividad”, manifestó Lorena Thesz, presidenta de la asociación de fomento del barrio Santa Celina.

Con una manifestación en la tarde del sábado, habitantes de los barrios Don Diego, Las Canteras, Lomas del Golf, Soip, Santa Celina y Florencio Sánchez expresaron su descontento con la posibilidad de trasladar la actividad al camino viejo a Miramar, tal como propuso el colectivo disidente de trabajadoras sexuales.

“Un sector vulnerado como las trabajadoras sexuales y un sector vulnerado como estos barrios siempre parecen el desecho de la ciudad donde se deja lo que no se quiere ver”, reflexionó la vecinalista.

Por último, la mujer consideró que es “terrible que haya una ordenanza que criminalice el trabajo sexual y que sean desplazados a un área determinada de la ciudad”. “Nos solidarizamos”, confió.

Esta semana, Ayelén Martínez, referente del Colectivo Disidente de trabajadoras sexuales, puso en consideración que la Zona Roja podría ubicarse en esa zona del sudoeste de la ciudad. “Entendemos la postura de los frentistas y por eso creemos que el camino viejo a Miramar, que comienza una vez finalizada la avenida Antártida Argentina, es un lugar adecuado, tanto para las trabajadoras como para los clientes”, expresó Martínez, que no dudó en señalar que si fructifica la iniciativa, podría reactivar la actividad de los hoteles alojamiento de la zona.