Torpeza legislativa

En otra nota que publicamos en esta edición señalamos que la ordenanza que establece la permuta entre un bien de UPCN y el Municipio es Nula de nulidad absoluta porque no ha obtenido la mayoría de los dos tercios necesaria para que sea válida.

Esto es terminante. Y tampoco se puede hacer una simulación que primero se compra y después se vende entre los mismos contratantes y por los mismos bienes. Es algo casi rayano a lo delictivo porque se trata de burlar la ley.

Pero vayamos a otra irregularidad. La ordenanza sancionada con apuro y velozmente ha hecho que se equivoquen en los valores. A la manzana de Otamendi la autorizan a comprar en DOCE MILLONES y la propiedad del Municipio la autorizan a vender en DIEZ MILLONES. La publicamos para que se advierta la gravedad de lo que se hace cuando no se procede con claridad y transparencia. Otra nulidad más.