Sindicato de municipales: 47 cheques rechazados y $1.918.000 de deuda

En el programa que conduce Marcelo Pascual de Radio Zona estuvo José Luis Guffanti nuevo Secretario del Sindicato de Trabajadores Municipales, quien manifestó que asumieron a partir del día 16 de junio y cuando entraron advirtieron falencias en el libro de actas y falta de presentación de la documentación.

Raúl, Secretario de Finanzas, señalo que pidió una rendición de cuentas a Cano, quien le dijo que no lo presentaba el que le correspondía a la Federación. Una vez que tomaron posesión y al no tener esa rendición se les hizo muy difícil, tuvieron que hacer la rendición comercio por comercio por comercio, con deudas increíbles, con cheques rechazados. Ahora pueden explicar con exactitud que es lo que recibieron, ya que no hubo un ordenado pase de libros, contabilidad y egresos.

“Se encontraron a ciegas, la nada misma” Dijo Guffanti que al momento de tomar posesión no había nadie de la Comisión saliente. Solamente estuvo Darío  quien dijo que ellos como afiliados certificaban la entrega Solo le dio un inventario de las cosas que había. 

Carlos Rampo Secretario Gremial de la Federación, a la que adhirió el Sindicato, manifestó “que desconocían esta situación porque no hay inscripción gremial, por ende no tiene algunas obligaciones. Ante el Ministerio no esta reconocido como entidad de primer grado. Deberían haber informado a los afiliados que es lo que hicieron con el dinero que reciben. Hay una obligación moral y ética de hacerlo saber, son administradores de recursos de terceros.” 

La Federación es acreedora del Sindicato porque hay cheques rechazados, porque no había fondos para abonarlos. La pregunta que nos hacemos es que seguían emitiendo cheques que no tenían fondos y del banco le hicieron saber que había cierta flexibilidad.

La cantidad de cheques rechazados es de 47 por un valor de Un millón novecientos mil pesos. 

El primer cheque rechazado es del 24 de agosto de 2009, dijo Guffanti. Después 2021, 2022. También denunciaron que se transfería fondos de la cuenta del Sindicato a la cuenta personal de Darío Cano, lo que constituye una gran irregularidad y en horarios fuera del trabajo del Sindicato. Reitero que no existe ninguna documentación en relación a los fondos recibidos, gastados, libros de proveedores, etc.

Constataron una deuda entre bancos y privados están supeditados a los cheques rechazados que vienen. Vendrán al sindicato para tratar de pagarlos. Además libro cheques por un millón ciento ochenta mil pesos que hay que cubrir a partir de julio hasta fin de año, todos diferidos pero que el Sindicato tiene que pagar. Nosotros, dio Raúl no firmamos un solo cheque. 

En el libro de actas solo consta el momento cuando el asumió, cuando se constituyo la Junta Electoral y ahora la nueva asunción de las autoridades. Como conclusión afirmaron que van a judicializar todos los excesos cometidos para que pague el que tenga que pagar.”

Realmente una jugosa entrevista donde se evidencio el grave estado en que fue dejado el Sindicato por la Administración de Darío Cano, quien fuera derrotado en las elecciones de dicho gremio.