Sigue la media res y no será obligatoria la venta de carne trozada

El Gobierno nacional dio marcha atrás y no avanzará con el decreto que disponía el troceo obligatorio de piezas de carne menores a 32 kilos, medida que buscaba dejar atrás el sistema de venta por medias reses de 80 kilos y que son cargadas a hombro por los operarios.

La determinación se tomó este jueves tras la reunión de una Mesa Técnica de Troceo convocada por la Secretaría de Agricultura de la Nación con representantes de las provincias.

Pese a que en su momento, las autoridades se mostraban reticentes ante la posibilidad de frenar la disposición, el reclamo de diversos actores de la cadena productiva generó una revisión de la postura por parte de las autoridades. En especial, las cámaras del sector frigorífico vinculadas al consumo interno ya que el sector exportador, abogaba por el cambio de sistema a fin de ganar mayores mercados y mejorar la comercialización de la carne.

Desde la Cámara Argentina de Matarifes y Abastecedores, manifestaron tiempo atrás que la medida resulta “inviable” y aducen que la mayor parte de las plantas faneadoras no cuentan “con las instalaciones necesarias para realizar los cortes”.

Tras la reunión, el jefe de Gabinete de la Secretaría de Agricultura, Juan Manuel Fernández Arocena, afirmó que “el acuerdo de todos para avanzar en mejoras que pongan fin al acarreo humano de las medias reses, como un punto de encuentro para avanzar por encima de los diferentes criterios entre lo que propone Agricultura, y lo que se pide desde las provincias y las cámaras frigoríficas”.

Pese a l disposición, se estableció que se deberán utilizar medios mecánicos para que los trabajadores no carguen en el traslado más de 32 kilos, algo que incluso habían sugerido desde las entidades que nuclean a los frigoríficos.