“Provengo de un partido político donde jamás nos han dicho como debemos actuar o votar”

Semanario El Argentino entrevistó a la contadora y ex concejal del Partido Socialista, Mariela Climenti, para tratar diversos temas de la actualidad política de del distrito. En ella manifiesta: “Al distrito lo observo muy deteriorado, producto de la falta de políticas públicas, todo es improvisación. Esto ha sido una constante de esta gestión, siempre detrás de los problemas nunca adelantándose”.

-Mariela esta semana fueron las internas del PS ¿Estuviste participando?

En esta oportunidad no, el motivo fue la situación sanitaria en la cual nos encontramos. Pensando fundamentalmente en el cuidado de todos. Hubo una parte importante de afiliados que sostuvimos esta propuesta.

-La interna tuvo una gran participación militante ¿Cuál es tu opinión?

Si bien hubo actividad militante no fue de la totalidad de los afiliados. A nivel nacional ha sido una excelente elección, ganando por primera vez una mujer, la compañera Mónica Fein (ex intendente de Rosario).

-A nivel local vos sos la referente del PS ¿En qué estás trabajando?

Trabajando nos encontrara siempre. Desde muchos ámbitos. Nuestro trabajo esta avocado a la construcción de una alternativa para Gral. Alvarado que contenga a todos aquellos sectores que le ofrezcan al pueblo herramientas para que nuestro distrito salga del deterioro que ha sufrido en estos últimos años. Donde se aprovechen las externalidades que poseemos. Fundamentalmente que sus representantes sean el canal para la concreción de los problemas que padecen los vecinos.

-Desde que dejaste de cumplir funciones cómo concejal en las últimas legislativas del 2017 ¿Has notado algún cambio en el desarrollo del HCD?

Lamentablemente sí. La calidad institucional ha descendido a niveles penosos. El Concejo Deliberante es el ámbito donde se deben debatir los problemas de la gente y esto no sucede, producto de una mayoría que tiene como único fin la aprobación de todo aquello que se le ordena, sin debate enriquecedor para la sociedad.

-¿Por qué las actividades legislativas del recinto siguen siendo tan funcionales al ejecutivo?

Son funcionales al ejecutivo producto de una verticalidad que a pesar del tiempo que llevo en política, aun no comprendo. Provengo de un partido político donde jamás nos han dicho como debemos actuar o votar. Solamente teniendo en cuenta nuestra formación política sabemos que debemos cumplir con la ley y todo lo que se aparte de ella, lo rechazamos.
Para el oficialismo es una posición muy cómoda, que nada tiene que ver con la realidad cotidiana de los alvaradenses.

-¿No crees que eso les quita credibilidad como cuerpo deliberativo?

Por supuesto que sí. Ser concejal significa ser representante de la gente y a través de las palabras traducidas en proyectos llevar sus problemáticas al ámbito del concejo deliberante para que se conozcan y proponer al ejecutivo su solución.
También significa ser el contralor del ejecutivo, si se ejerciera realmente la función de concejal (del oficialismo y la oposición). Cada departamento tiene sus funciones. Actualmente los concejales oficialistas se han convertido en un apéndice del ejecutivo y únicamente avalan lo proveniente de él.

-¿Cómo ves al oficialismo local?

Adormecido, preocupado por la imagen. Todo se ha convertido en una foto. Cuanto tiempo perdido.
Esto es lógico, ya que la gestión tiene casi 18 años. Y a pesar del tiempo siguen exactamente igual. El distrito no ha avanzado con el correr del tiempo. Los ciudadanos sigue reclamando exactamente lo mismo uno y otro año como por ejemplo: las calles, las luminarias, la vivienda, la salud, etc., etc.

-¿Y a la oposición?

A la oposición la veo trabajo en conjunto más allá de sus diferencias en beneficio de la comunidad de Gral. Alvarado. Pero hace falta incorporar mas miradas que excedan lo partidario y se ajusten a una visualización más amplia con el fin de obtener un apoyo ciudadano mayor.
Aunque desde la representación dentro del cuerpo deliberativo se hace imposible lograr que se le aprueben sus proyectos, muchos de ellos importantes y necesarios para todo Alvarado, pero no por ello dejan de trabajarlos y presentarlos.
Y respecto a las próximas elecciones estoy convencida que la oposición debe encolumnarse, dejando de lado la pertenencia partidaria o el nombre de los partidos políticos; debemos ofrecer una opción para contraponer todo el peso a un oficialismo que en función de mantener el poder hará lo imposible para jugar en el acto eleccionario desde una lista oficialista y otra opositora. Cuanto más solida y plural sea la oferta de la oposición, menos posible se les hará mantener la decadencia a la cual han condenado a nuestro distrito.

-¿Cómo ves a tu querida localidad de Otamendi?

Mi cuidad, mi lugar en el mundo, el lugar donde decidí quedarme.
Se encuentra detenida en el tiempo a pesar de todas las potencialidades que posee. No existe planificación urbana y con esto quiero expresar que ha crecido pero sin que se les brinden las obras necesarias para su crecimiento (iluminación, asfalto, desagües pluviales, etc.). Falta de servicios acorde a las necesidades de la población.

-¿Y al distrito en general?

Al distrito lo observo muy deteriorado, producto de la falta de políticas públicas, todo es improvisación. Esto ha sido una constante de esta gestión, siempre detrás de los problemas nunca adelantándose. La política y la gestión a mi entender se trata de adelantarse a los acontecimientos.

-En la última Rendición de Cuentas del año 2020 tuviste una vital participación en el asesoramiento, para tratar la misma, a concejales de la oposición. Y como todos los años fue aprobada por la mayoría oficialista ¿Qué opinión te merece?

No solamente en el 2020, desde que culmino mi mandato de concejal he tratado de colaborar con la oposición. Creo que el conocimiento debe compartirse y mucho más cuando el mismo transparenta las cuentas del municipio. Ya que se trata nada más ni nada menos del dinero que es de todos. Que hizo el ejecutivo con todo el dinero que los contribuyentes aportan a través de las tasas municipales y los impuesto (provinciales y nacionales).
Es aprobada año tras año por la mayoría oficialista por esa verticalidad con el ejecutivo que jamás comprenderé. Sin cuestionar ni pedir explicaciones. A pesar de que la oposición ha encontrado muchas cosas no tan claras.

-¿Qué opinas de los casi 214 millones de pesos de deuda municipal?

Esa es la deuda que posee el municipio al 31 de diciembre del 2020. Nada les alcanza. Año tras año esta deuda va aumentando.
A pesar de que se han recaudado $ 106.000.000 más de los que proyectaron en el presupuesto 2020, han incrementado la deuda municipal. Esto pone de relieve la falta de una administración eficiente de los recursos municipales.

-¿En esta gestión se gasta más de lo que ingresa?

Siempre, siempre se gasta más de lo recaudado. Repito lo mismo falta de una administración racional de los recursos y una planificación del gasto.

-¿Cómo ves la gestión del intendente Sebastián Ianantuony? Y su equipo de trabajo?

No advierto que esta administración Municipal realice las gestiones adecuadas a las demandas de la actualidad, promoviendo la industrialización y el desarrollo. Observo que no se invierte en mejorar la calidad de gestión: no existe inversión en equipamiento propio, en capacitación al personal; en programas tecnológicos que mejorarían la calidad de la prestación; en materia de equipamiento tecnológico para mejorar la comunicación intra y extra institucional; en observatorios para controlar sectores sensible de la administración (tales como servicios, calidad de gestión, etc.); en desarrollo de infraestructura que permitan mejores niveles de participación y control ciudadano de la gestión; cero inversión en planificación estratégica urbana; falta de inversión para generar políticas de prevención del delito tales como elaboración de un mapa del delito, estadísticas y censo; falta de acceso a la información pública, que ayude a mejorar la calidad institucional y que ayude al conjunto de los sectores productivos locales para enfocar y realizar inversiones.
Los números del año 2020, ponen al desnudo la imposibilidad que demuestra el Gobierno Municipal para mejorar la vida de todos los alvaradenses y la ausencia de los más básicos bienes y servicios públicos.
El estado deplorable de las calles, la falta de luminarias, el atraso de las cloacas, el deficiente servicio en la salud pública, la falta de transparencia en la gestión, son sólo una muestra del estado precario en que se encuentra la gestión municipal.

-Mariela faltan pocos meses para las legislativas del 2021 ¿Pensás volver?

Aquellos que abrazamos la política como una forma de vida siempre estamos dispuestos a volver. Desde el lugar que sea en beneficio de la comunidad.
Estoy convencida que debemos participar para cambiar la realidad.

-¿Algo que quieras agregar a la comunidad?

A la comunidad de Alvarado instarlas a la participación ciudadana, a partir de allí comenzaremos el camino del desarrollo y crecimiento que tanto anhelamos. Estoy convencida que es posible.