Polémica por la usurpación en Mar del Sud: «La forma es bastante violenta»

Roxana Ponzio, la abogada que lleva adelante la denuncia de las sociedades agropecuarias que fueron desposeídos de sus terrenos, relató los hechos de los que sus clientes fueron víctima.

Todo comenzó el 13 de marzo de 2016, cuando un empleado que trabaja para uno de los dueños de un terreno ubicado en Mar del Sud, en el Partido de General Alvarado, llegó a los mismos para realizar sus tareas habituales y advirtió a dos sujetos que habían usurpado la propiedad. El candado de la tranquera estaba cortado, habían levantado los postes y arrancado los alambrados que limitaban el terreno. 

A partir de ese entonces se dio aviso y el hecho fue denunciado, sin embargo los presuntos usurpadores colocaron una garita con personal de seguridad, que hasta el momento no retiraron, lo que hace que no sea fácil acceder al lugar. 

«Cada mañana que vas no sabes lo que te podes encontrar, porque hoy es un lote, después fue una manzana, y de repente vas mañana y te agarraron 200 héctareas», relató a cronica.com.ar Roxana Ponzio, la abogada que lleva adelante la denuncia de Mar del Sur y Marina Mar del Sur, las sociedades agropecuarias que fueron desposeídas de sus terrenos. 

Además la letrada remarcó el peligro que implica la usurpación para los empleados de los dueños del predio, que trabajan en el lugar que ya fueron víctima de numerosos amedrentamientos. «No sabes lo que están dispuestos a hacer del otro lado», remarcó. 

Después de cuatro años, hace tres meses, los presuntos usurpadores solicitaron un medidor de luz. Fue así que Ponzio pidió una medida cautelar que fue otorgada por la jueza, con el objetivo de que se retire el suministro de luz, para impedir que se lleve adelante una construcción. La medida fue realizada contra la empresa de seguridad llamada ALBOSA y el dueño de las ruinas del histórico hotel Boulevard Atlántico y directivo de la compañia, Horacio Domenicone,quien sería la cabeza de la banda que busca quedarse con la posesión de 32 manzanas en la playa, conocida como el «Remanso».

Ante la medida cautelar ejecutada se presentó el mismo Domenicone ante la justicia y reconoció que ocuparon los terrenos pero que lo hicieron en forma legal. Ellos argumentan que un señor que «supuestamente tenía los derechos posesorios por 20 años se los vendió a ellos». Del otro lado, la abogada sostiene que sus clientes son a quienes le corresponde la posesión del predio de los que poseen la escritura».«Desde el 82 que es parte del establecimiento productivo de mi cliente», agregó. Frente a eso, los presuntos usurpadores argumentan «que los títulos no son verdaderos, y que no los reconocen».

De tal manera, Ponzio aseguró que «eso es algo que la justicia tiene que someter a prueba y determinar», sin embargo, remarcó que el «modus operandi» con el que se manejan «no es bueno». «La forma en que se hace es bastante violenta», manifestó. 

Según expresó Ponzio, hay denuncias en las que constan las amenazas con armas de fuego que recibieron los cuidadores. » La violencia que puede existir alrededor es lo que más zozobra te genera en esta situación», remarcó. 

«Un día vas y te arrancaron los alambrados, y te sacaron las tranqueras», dijo. En otra oportunidad los empleados de los titulares de los terrenos fueron a quedarse a dormir allí para evitar que tomen la propiedad y una noche «les engancharon la camioneta y los sacaron a la rastra», relató. 

Sin embargo, la abogada remarcó como punto ventajoso, que antes eran solo sus defendidos los que estaban «en la lucha», a diferencia de este año en el que eso «cambió», y afortunadamente más damnificados denunciaron ante la justicia la usurpación de la que son víctimas.