Pérdida de agua y olor nauseabundo

Además de la pérdida de agua permanente, lo que ya es inadmisible para los vecinos, la falta de soluciones inmediatas hace que el pavimento se vaya deteriorando por efecto del agua.

Pese al intenso calor, el agua permanece en el lugar, por lo que la pérdida persiste. Además, comenzó a emanar un intenso y desagradable olor.

A dos cuadras se origina el flujo de agua que recorre varios metros hasta que termina acumulándose en la 5 esq 48 a la vuelta del Corralón Municipal, describió un vecino quien nos envió material fotográfico para graficar su reclamo.

“Cuando pasás por ahí, te das cuenta. Hay mucho olor, y con el calor se siente más todavía. La pérdida de agua lleva varios más de un año sin que nadie se preocupe en solucionar el problema.

Mientras tanto, la calle se sigue deteriorando y hay gente que tiene que pasar caminando o en bicicleta”, comentó Ariel. Así, es la queja de los vecinos del Barrio Marin, que denunciaron que desde hace mucho tiempo conviven con problemas de estas características en el sector.