Parque Industrial: ¿un gran fracaso?

Muchas expectativas se fueron creando sobre las empresas que se instalarían en el Parque Industrial. Convenios que se firmaban, lotes que se vendían, aperturas que se promocionaban. Todo era una gran ilusión para la gente de la ciudad que podría conseguir trabajo, mejorar la calidad de vida y sostener la actividad económica. El tiempo pasa y la pregunta que se hace todo el mundo es: ¿si hasta ahora no estamos en lo que se considera un gran fracaso?.

Es que visitando dicho lugar, solo se ve un lubricentro que pertenece al marido de la ex Delegada de Mechongue Oriana Fattore y que le vende combustibles y aceite al Municipio sin ningún otro valor agregado. Un gran negocio.

Solo tiene un empleado y ninguna actividad industrial. Luego una fábrica de bloques prácticamente paralizada. Y alguna empresa de biodiesel que fue desvalijada por autores ignorados. Estas dos últimas totalmente detenidas por falta de movimiento económico.

Después no hay ningún otro tipo de actividad. A pesar de ello desde la comuna y el área de producción se hace creer como si realmente hubiera un Parque Industrial. Pareciera que es hora de sincerar la situación y decirles la verdad a los vecinos de Gral. Alvarado, informando exactamente cuántos lotes hay, cuántas empresas, que hacen, si están funcionando, cuanto facturan, cuantos empleados tienen, que consumo de energía realizan, cuando dejan al Municipio y que planifican para el futuro.

Es como el Centro Tecnológico en el Balneario Las Brusquitas, donde funciona un balneario en verano y luego todo está cerrado sin ningún tipo de producción tecnológica.

La verdad es la única realidad y hoy nos muestra un área o parque industrial que no produce prácticamente nada y que no halla los estímulos para generar trabajo, producción, empleo y desarrollo económico.