Otamendi con problemas

La localidad de Comandante Nicanor Otamendi está pasando por momentos dificultosos. A la crisis sanitaria, la falta de atención adecuada en la Unidad Sanitaria que motivo la queja de los vecinos, se suman los olores nauseabundos que inundan el pueblo.

Sabemos de la falta de maquinaria, lo que implica suciedad y abandono. Además de eso y muchos problemas, ahora la inundaciones, pero de agua, como consecuencia de las lluvias.

El día miércoles y jueves que cayeran unos milímetros fue determinante para que el bajo hondo se cubriera de agua, las casas luchando contra el ingreso de la lluvia, la avenida Pueyrredon intransitable y todos los inconvenientes provocado por la falta de infraestructura adecuada.

Hace 17 años que se gobierna de este modo y todo sigue igual, decía un vecino indignado por la falta de respuestas. Las prioridades del gobierno no han sido en estos años la realización de obras que resguarden la seguridad y la transitabilidad.

Por ello la falta de desagües, de adecuada urbanización es la causante de tanto desastre cuando llueve. Esperemos que se inicie algún proyecto que permita solucionar definitivamente alguno de los problemas que Otamendi sufre.