“Mi proyecto a futuro es poder tener mi taller como siempre lo soñé y dedicarme de lleno al desarrollo en motos”

Rafael Zapata es corredor de motos (categoría Tornado) con muy buenos resultados esta temporada. “El Argentino” conversó con el miramarense para hacer una recorrida por su carrera y conocer sus objetivos a corto y largo plazo.

¿Cómo llegaron las motos a tu vida? ¿Cuál fue el primer acercamiento?

Desde muy chico me llamaron mucho la atención las motos a tal punto que me empecé a interiorizar en ellas y me terminaron atrapando. Cuando cumplí 13 años, mis papás me regalaron mi primera moto, que fue un ciclomotor 50cc y desde ese momento comenzó la verdadera pasión por este hermoso deporte. Fue una moto muy importante para mí, ya que fue con la que aprendí a andar y los principios de la mecánica.

¿Te apoyan tus familiares y amigos?

Sí, la verdad que sí, mi familia siempre al pie del cañón en todo lo que me propuse: mi papá Ricardo, mi mamá Mónica y mi hermana María Sol. Ellos siempre fueron los que confiaron plenamente en mí desde el día uno al igual que mis amigos, entre todos formamos un gran equipo, un equipo que me acompaña a cada carrera que vayamos. Ellos siempre están ahí alentando en cada parte del circuito haciéndome sentir una alegría inmensa y también son la razón por la que no tengo que bajar los brazos en cada carrera.

¿Tenés algún ídolo o referente en el deporte?

La verdad como ídolo no tengo a nadie, pero siempre estoy admirando a los grandes pilotos, siempre atento y aprendiendo de ellos que son los mejores, cabe destacar que acá en Miramar hay un muy buen nivel de pilotos y una nueva generación que se viene con todo.

¿Cómo recordas tu primera carrera?

Recuerdo mi primera carrera como si fuera hoy, una carrera en la que trabajamos mucho con la moto para desarrollarla y estar a nivel competitivo en la categoría (lo logramos después de trabajar muchos meses antes). La moto estaba lista y yo también, con muchos nervios, miedos e incertidumbres porque ahora me tocaba estar del lado de adentro. Logramos un segundo puesto, algo que nos llenó de emoción y nos dio el impulso para pelear hasta lograr el campeonato.

¿Qué mejoraste y que te faltaría mejorar desde tus inicios hasta hoy?

Desde que me inicié hasta ahora no paramos de desarrollar la moto, venimos trabajando mucho para poder exprimirla al máximo y que no se pare en ninguna carrera, una categoría muy demandante ya que las motos no son para competir como en las demás categorías. La moto la atendemos mi papá y yo está cien por ciento desarrollada por nosotros desde suspensión, motor y chasis. Además de trabajar mucho en la moto trabajo mucho en mí, ya que en este deporte el físico es muy importante para poder andar a ritmo de carrera durante 50 minutos sin golpes que generan lesiones innecesarias (lo que dura una carrera).

Lo que mejoraría sería el entrenamiento ya que no dispongo del tiempo para poder entrenar como realmente quiero. En algún momento una buena mejora sería poder cambiar la moto por una de competición para poder seguir creciendo en esto que tanto me apasiona.

¿Cuál es el balance que haces de este año? ¿Qué carrera destacarías?

El balance de este año te diría que fue perfecto ya que pudimos ir a todas las carreras del campeonato (Arena series) que a pesar de una caída a mitad de año que como consecuencia me dejó una lesión en la rodilla y el tobillo, pero nunca bajamos los brazos y pudimos subir al podio en todas las carreras y lograr ser campeón por diferencia de puntos una fecha antes de que este termine.

La carrera que destaco de este año es el Enduro de Monte Hermoso logrando un primer lugar en mi categoría y llegar 45 en la general de 200 motos.

La destaco ya que fue una carrera muy exigente tanto físicamente como para la moto, trabajamos mucho la semana antes de la carrera para poder llegar a correrla. Yo cargaba una mochila muy grande ya que teníamos como contrincantes a pilotos de muy buen nivel y con muchos años de experiencia. Por eso, se volvió una carrera muy emocionante que no me la voy a olvidar en mi vida algo muy gratificante y algo que habla muy bien de nosotros por el trabajo que venimos haciendo.

¿Qué proyectos tenés en el motociclismo a corto y largo plazo?

Mi proyecto a futuro es poder tener mi taller como siempre lo soñé y dedicarme de lleno al desarrollo en motos de enduro con la idea de formar un equipo de motos atendidas por mí: ese es mi gran objetivo.