Mario Gallina: “Cada vez que doy a conocer en sociedad un nuevo libro siento una enorme responsabilidad”

Thelma Biral. Historia de una actriz, de Mario Gallina, se presentará el próximo sábado 23 de julio a las 19 hs. en el Teatro Municipal Abel Santa Cruz (Av. 9 e/ 24 y 26, Miramar), con entrada libre y gratuita. EL ARGENTINO entrevistó al escritor local para conocer sus sensaciones.

En dicho acto se proyectará el videomontaje Thelma Biral, una actriz, sobre idea y dirección de Julio Uyúa.

¿ Qué sensaciones te genera este nuevo libro y el poder presentarlo en Miramar? 

Cada vez que doy a conocer en sociedad un nuevo libro siento una enorme responsabilidad. Cuando el acontecimiento es en CABA o en cualquier otra ciudad, pesa el saber que, de alguna manera, estoy representando al lugar adonde nací y he vivido siempre. Y cuando el evento se realiza en Miramar, además de la responsabilidad se suma la emoción de estar rodeado de rostros queridos, de vecinos de toda la vida. Hay cierta complicidad en esto último.

¿ Qué nos podes adelantar del libro, con qué se va a encontrar el lector? 

Se trata -como su título lo anticipa- de la historia de una actriz. Nada más y nada menos que eso. Thelma Biral es una figura dueña de muchas singularidades. Aunque es argentina, se formó histriónicamente en el Uruguay y luego continuó su carrera en nuestro país. Fue la última alumna dilecta de la insigne Margarita Xirgu. Fue heroína de inolvidables teleteatros que marcaron toda una etapa de la televisión vernácula, con autores como Alberto Migré y Nené Cascallar. Hizo cine conducida por grandes directores y en ese medio alcanzó su pico más alto al encarnar a Marta, la torturada alcohólica de Desde el abismo, dirigida por Fernando Ayala.

Coqueluche, de Roberto Romero, la afianzó como primera figura teatral y en este medio logró su más acabada dimensión interpretativa con títulos como Túpac Amaru, de David Viñas; El año que viene a la misma hora,de Bernard Slade; Brujas, de Santiago Moncada (aún en cartel) y, entre muchas otras, Doña Rosita la soltera y La zapatera prodigiosa, ambas de Federico García Lorca. Además, como lo afirma en el libro el empresario Carlos Rottemberg, a partir de 1970 pasó a ser la actriz más taquillera de la historia del teatro nacional. Estas y otras fundamentaciones que reflejo en este trabajo, son razones valederas que me determinaron a plasmar la vida y obra de Thelma Biral

Nacida en Buenos Aires, Thelma Biral se formó en la Escuela Municipal de Arte Dramático de Montevideo, donde se convirtió en alumna dilecta de Margarita Xirgu y luego, en integrante de la Comedia Nacional.

Fue su maestra, justamente, quien la dirigió en su primer trabajo para la Argentina, al corporizar a la María de Yerma, de Federico García Lorca, junto a María Casares y Alfredo Alcón. Este último la eligió para ser Primera Actriz de su Compañía en El pescador de sombras, de Jean Sarment.

La mítica Nené Cascallar la erigió en heroína de inolvidables teleteatros que marcaron toda una etapa de la televisión vernácula. Por Alberto Migré, fue Mariné Jara Guerrico en Dos a quererse, con Claudio García Satur, uno de los grandes sucesos de la historia de Canal 13.

Hizo cine dirigida por Fernando Ayala (Argentino hasta la muerte, Triángulo de cuatro, Desde el abismo); Héctor Olivera (El muertoLos viernes de la eternidad)y Leopoldo Torre Nilsson (La maffia, Los siete locos); fue galardonada en su país y en los Festivales Cinematográficos de Panamá y Karlovy Vary.

Coqueluche, de Roberto Romero, la afianzó como primera figura teatral y en este medio logró su más acabada dimensión histriónica: fue la valerosa Micaela Bastidas en Túpac Amaru, de David Viñas; la mujer que se inventa otra vida en El año que viene a la misma hora,de Bernard Slade; una de las inefables Brujas, de Santiago Moncada; la mística y revulsiva Marield de Las presidentasy, entre muchas otras, una conmovedora Doña Rosita la soltera, de García Lorca, cuyo doloroso monólogo del tercer acto no olvidarán quienes hayan asistido a ese instante de excelencia dramática.

Contó con la conducción de los más encumbrados directores del panorama teatral argentino y uruguayo y, como afirma el empresario Carlos Rottemberg, a partir de 1970 pasó a ser la actriz más taquillera del teatro nacional.

Con prólogo de Oscar Barney Finn, Mario Gallina recorre todo este periplo artístico, dejando testimonio ineludible de una de las grandes figuras del panorama artístico argentino.

MARIO GALLINA

Historiador e investigador de cine y teatro argentinos. Autor de Carlos Hugo Christensen, historia de una pasión cinematográficaDe Gardel a Norma Aleandro. Diccionario sobre figuras del cine argentino en el exterior; Osvaldo Miranda. El comediante; Querida Lolita Retrato de Lolita Torres; Estoy hecho de cine. Conversaciones de José Martínez Suárez con Mario Gallina; Virginia Luque. La estrella de Buenos AiresLos caminos de Alfredo Alcón, entre otros. Se desempeñó como jurado en diversos festivales de cine internacionales y obtuvo los premios “Teatro del Mundo” (Universidad de Buenos Aires); Premio Municipal de Literatura de la Ciudad de Buenos Aires; Premio Florencio Sánchez; Faja de Honor de la SADE, Premio María Guerrero, Premio Luisa Vehil, entre otros.