Mar del Plata: El aumento de las tasas municipales es del 24%

Lo votaron el interbloque oficialista, Acción Marplatense y bloques unipersonales. El Frente de Todos y el Frente Renovador lo rechazaron.

La asamblea de concejales y mayores contribuyentes aprobó este lunes, por 28 votos contra 20, las ordenanzas fiscal e impositiva, que establecen un incremento del 24% en la Tasa de Servicios Urbanos (TSU) y crea una monotasa para simplificar el pago de distintos tributos a 8.000 pymes.

La propuesta del gobierno de Guillermo Montenegro fue votada por todo el interbloque oficialista (Vamos Juntos, el radicalismo y la Coalición Cívica), Acción Marplatense y los bloques unipersonales de Mauricio Loria (Agrupación Atlántica) y Mercedes Morro (Tercera Posición). Por el rechazo se pronunciaron el Frente de Todos y Ariel Ciano, del Frente Renovador.

El oficialismo defendió el incremento al sostener que es el menor que se puede aplicar el año próximo para sostener los servicios municipales. Remarcó que es la suba más baja entre los municipios de la provincia y recordó que está por debajo de la inflación proyectada para 2021 por el presupuesto nacional (29%) y las consultoras que proyectan el mercado para el Banco Central (50%).

El Frente de Todos advirtió en cambio que algunas tasas y servicios, como el mínimo de Seguridad e Higiene y la poda, aumentarán más de 100 %.

La monotasa que incorpora el proyecto es para unificar el pago de Seguridad e Higiene, Publicidad y Propaganda, los derechos de ocupación del espacio público y el Fondo de Promoción Turística.

A propuesta de Acción Marplatense, el gobierno tachó la tasa de Publicidad que se paga por el nombre de los comercios. Y a pedido de Mercedes Morro, eliminó el cobro en 2021 de un derecho de calzada para el sector gastronómico que la Secretaría de Hacienda había incluido en el proyecto.

El jefe del bloque oficialista y miembro informante de la propuesta, Alejandro Carrancio, combinó argumentos con tiros por elevación al Frente de Todos. “Estas ordenanzas no son una más. Nos encontramos ante un año muy particular. Este 2020 nos ha llenado de incertidumbre. Se trastocaron muchas cosas y tuvimos que ponernos creativos para estar a la altura de las circunstancias”, presentó.

Recordó que en el año dejaron de ingresar a la Municipalidad $ 2300 millones, y que sin embargo el aumento de la principal tasa será del 24 %, uno de los más bajos entre los municipios de la provincia y el menor entre los distritos de la zona. Mencionó a Balcarce (40 %), General Alvarado (38,5 %), Necochea (39 %) y Villa Gesell (50 %), entre otros.

El edil reconoció que el gobierno local no llegó a transformar este año la fórmula de la TSU como se había propuesto. “Los tiempos de la pandemia no nos han ayudado”, justificó. “Seguramente el año que viene estaremos contando con la nueva fórmula”, acotó.

Carrancio puntualizó además que la pauta inflacionaria del gobierno nacional para 2021 es del 29%, y que las consultoras privadas “hacen estimaciones mucho más negativas”.

Los dardos al Frente de Todos llegaron en formato de información sobre los aumentos que produjeron los gobiernos nacional y provincial. “El aumento de los peajes nos llamó la atención”, empezó. “El IFE y el ATP lamentablemente no han podido tener una continuidad”, siguió. Y señaló que a nivel nacional “15 impuestos han sido creados o han aumentado”.

“El intendente tomó la decisión de que este aumento de tasas sea lo menos perjudicial posible para nuestros contribuyentes”, agregó Carrancio. Subrayó que, en cambio, “el aumento promedio” que aplicará el gobierno provincial en sus impuestos “es del 32%”. Si las tasas aumentaran en la misma proporción, explicó, se recaudarían $ 600 millones más, “lo que equivale a 300 cuadras de asfalto y cordón cuneta”.

Carrancio se anticipó a las críticas. Sabía que el Frente de Todos sumaría el incremento de 2021 con el de 2020, y puntualizó que en el mismo período la Provincia tuvo subas de “entre 104 y 131 %”.

También puntualizó que, para las categorías mayores, la monotasa de los monotributistas representará un 25 %, para las más bajas una reducción del  8 % y para las intermedias un aumento de 15 %. Y aseguró que la decisión no se tomó por criterio recaudatorio: si las tasas se siguieran cobrando por separado, detalló, el municipio obtendría “$ 1 millón más” el año que viene.  “Se va a simplificar el pago”, postuló. E hizo notar que los contribuyentes, en lugar de 13 declaraciones juradas, deberán hacer una.

WhatsApp Image 2020-12-14 at 13.38.10

Antes de votar a favor, el jefe del bloque de Acción Marplatense, Horacio Taccone, admitió que “los aumentos siempre son desagradables”. “No me gustan los aumentos de tasas pero tampoco los del impuesto inmobiliario, los sellados y el combustible, pero lamentablemente vivimos en un país con inflación”, reflexionó.

La presidenta de la comisión de Hacienda, Virginia Sívori (Frente de Todos), afirmó que “este gobierno municipal ha tomado la decisión de tomar un atajo”, el de “mantener una estructura impositiva que debe ser transformada”.

La opositora dijo que esa estructura es “regresiva” y “no ayuda a los sectores productivos y comerciales”. Consideró que, en una ciudad con el 26% de desocupación, hubiera esperado una “mirada de inclusión, promoción y generación de puestos de trabajo”, no un 111 % de aumento en el mínimo de Seguridad e Higiene, tasas que aumentan “por encima del 100%” o una monotasa que “es un aumento de hasta 65% en algunos casos”.

Lamentó que el Ejecutivo no haya cambiado la fórmula de la TSU como se había comprometido. “Está desactualizada y distorsionada, pero se le carga un 24% a todas las categorías”, que sumado al 55 % del este año engloba “un 92%” en la gestión de Guillermo Montenegro. “Termina siendo un incremento regresivo”, cuestionó. Y recordó su propuesta no escuchada de suspenderlo hasta que la Universidad Nacional de Mar del Plata eleve la nueva fórmula.

Sívori también aclaró que, si el municipio hiciera esfuerzos por hacer más eficiente la recaudación y llevar la cobrabilidad al 70% (este año tuvo un piso de 52%), no debería necesitar un aumento de tasas para sostener los servicios.

En el mismo sentido, Ciano lanzó que las ordenanzas incorporan “un aumento desproporcionado” en algunas tasas y que carecen de “equidad contributiva y progresividad”, por lo que “un millonario va a tener el mismo aumento que una persona que no tiene sustento”.

Antes de la votación, la radical Vilma Baragiola insistió en que se trataba del aumento más bajo de los municipios bonaerenses y que se decidió para que “no golpee” los bolsillos “como sí golpea en otros distritos de la provincia”.