Los subsidios para el transporte del interior endurecen el debate por el presupuesto

Diputados de la oposición condicionaron su apoyo al dictamen de comisión a la aprobación de este pedido. Buscan evitar los paros anunciados para la próxima semana y nuevas subas tarifarias.

Diputados de diferentes sectores políticos pidieron que este jueves se trate como primer tema en la comisión de Presupuesto un dictamen que otorga un incremento adicional de emergencia para este año al transporte del interior del país en concepto de subsidios del Fondo Compensador, con el fin de solucionar el conflicto que tienen los trabajadores por reclamos de salarios y evitar nuevos aumentos de tarifas de ese servicio.

De hecho, la Unión Tranviaria Automotor (UTA) anunció una medida de fuerza por 72 horas para el 25, 26 y 27 de la semana próxima en caso que no se solucione el reclamo salarial que llevan adelante para lograr la equiparación con los sueldos de los choferes del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMB).

Ante la indecisión del Poder Ejecutivo para dar luz verde al pedido de más subsidios al transporte en el Interior del país, diputados nacionales de Juntos por el Cambio y del Interbloque Federal endurecieron su postura y amenazaron con no firmar el despacho del presupuesto 2023 de no mediar previamente una respuesta positiva al reclamo. Así fue anunciado por legisladores de estas dos coaliciones opositoras luego de una reunión que mantuvieron en la Cámara baja con los intendentes Pablo Javkin (Rosario), Emilio Jatón (Ciudad de Santa Fe) y Martín Llaryora (Ciudad de Córdoba). Si bien Guillermo Montenegro no pudo estar presente adhirió al pedido.

Por Juntos por el Cambio participaron de las negociaciones el presidente de la comisión de Transporte, Jorge Rizzotti (UCR), el titular de la bancada radical, Mario Negri, Miguel Bazze (UCR), Carolina Castets (CC-ARI) y Germana Figueroa Casas (PRO), mientras que por el interbloque Federal participaron el jefe del bloque Córdoba Federal, Carlos Gutiérrez, Enrique Estévez (Partido Socialista), Florencio Randazzo, Alejandro “Topo” Rodríguez (Identidad Bonaerense) e Ignacio García Aresca (Córdoba Federal).

La protesta tiene su fundamento: cerca del 85% de la masa total de subsidios al transporte se la lleva el Area Metropolitana de Buenos Aires, y apenas el restante 15% va dirigido al Interior.

Uno de los reclamos de los intendentes es un aumento de emergencia de 13 millones para completar este 2022, sumándose así a los 66.000 millones adjudicados. Y en segundo lugar, pero no menos importante, pretenden una mejora de los fondos para el 2023, por un total de 113.000 millones.

 Cerca del 85% de la masa total de subsidios al transporte se la lleva el Area Metropolitana de Buenos Aires, y apenas el restante 15% va dirigido al Interior.

En el proyecto original, el Ministerio de Economía había adjudicado apenas 60.300 millones, pero en una reunión con los gobernadores del Norte Grande, Sergio Massa, se comprometió a estirar la cifra hasta los 85.000 millones.

A través de una nota remitida al presidente de la comisión de Presupuesto, Carlos Heller, los diputados de JxC y el interbloque Federal le pidieron que cuando se retome el cuarto intermedio el jueves que viene, en primer lugar se de una respuesta concreta a este pedido, que ayer fue consensuado en la reunión de la comisión de Transportes.

El proyecto presentado por Massa contempla un gasto total de casi 29 billones de pesos, un crecimiento de la economía del 2%, una inflación promedio del 60%, y una reducción del déficit fiscal del 2,5 al 1,9 %.

Según adelantó Heller, luego de la firma del dictamen prevista para este jueves, los diputados tendrán casi una semana para estudiar pormenorizadamente el articulado y las planillas, de manera tal de llegar al recinto con toda la información.