Los gimnasios se rebelan, el comercio se adapta y fuertes críticas en la gastronomía

Los tres sectores se ven afectados por las nuevas restricciones que regirán desde el lunes. Solicitan medidas de apoyo y alivio impositivo. Algunos gimnasios no acatarán la medida, los locales gastronómicos no confirmaron si cerrarán a las 19 y los negocios no esenciales trabajarán con mostradores a la calle.

Los comercios, la gastronomía y los gimnasios sufrirán cambios en su funcionamiento a raíz del retroceso de General Alvarado a Fase 2 que oficializó este viernes la Provincia de Buenos Aires. Los tres sectores demandan medidas de apoyo económico y alivio impositivo, mientras todo indica que su acatamiento a las nuevas restricciones tendrá matices y no será absoluto.

De acuerdo con lo establecido en el sistema de fases provincial, aquellos distritos clasificados en Fase 2 no tendrán permitidas las clases presenciales, los locales gastronómicos deberán cerrar a las 19 -solo disponer mesas al aire libre-, al igual que los comercios no esenciales -deberán atender con mostradores a la calle-, no se podrá circular entre las 20 y las 6 y deberán cerrar gimnasios, natatorios, cines, casinos, bingos, bibliotecas y shoppings y museos, entre otras medidas.

Los negocios no esenciales -como los dedicados a la venta al por menor de productos textiles, calzado y juguetes- mantendrán una modalidad similar a la que volvieron a implementar esta semana de confinamiento: la apertura con mostradores a la calle, aunque desde el lunes tendrán podrán atender a clientes y ya no solo entregar productos vendidos previamente en forma online o telefónica.

Este tipo de comercios podrá abrir hasta las 19, una hora más que en esta última semana, aunque una menos que lo que permite la Fase 3.

“Estas medidas significan para el comercio no poder tener el nivel de ingreso que venían teniendo, por lo que solicitamos que se esté en la misma sintonía con los egresos: el pago del alquileres, los sueldos, el clearing bancario, los vencimientos bancarios y de los servicios públicos”, expresaron desde la Unión del Comercio la Industria y la Producción (UCIP).

El presidente de la UCIP, Blas Taladrid, remarcó que “se necesitan medidas del Estado y de los bancos para acompañar el desfasaje entre ingresos y egresos”, al tiempo que puntualizó la “compleja situación” que atraviesa el sector del turismo, que “necesita fuertes medidas de apoyo para subsistir”.

“Necesitamos que todas empresas puedan sobrevivir hasta llegar a una nueva normalidad. Es imperioso que haya apoyos concretos para los rubros en situaciones críticas”, apuntó el titular de la UCIP y a su vez pidió “mirar las nuevas normativas de manera objetiva y no subjetiva, tratando de evitar que se partidice la situación sobre todo en un año electoral como el que estamos viviendo”.

Respecto a la gastronomía, los bares y restaurantes podrán estar abiertos hasta las 19 y solo tendrían permitido atender las mesas al aire libre.

Desde la Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica indicaron que el sector abrirá al público el lunes, tal como comunicaron días atrás, pero no precisaron hasta el momento si acatarán el nuevo horario de cierre ni si se limitarán a atender solo las mesas externas o si incumplirán la disposición y harán funcionar también los salones.

Referentes de la entidad confiaron que el retroceso a Fase 2 “cayó pésimo” y que si bien lo esperaban, se oponen a que vuelva a restringirse la actividad gastronómica donde, aseguran, “no está el foco de contagio”.

En tanto, Uthgra manifestó preocupación y advirtió que los tres niveles de gobierno “no están dando real respuesta” para “sostener los salarios y puestos laborales de los trabajadores de la hotelería y gastronomía”, los sectores “más afectados por esta situación”.

“Ya se perdieron 1400 puestos laborales en la ciudad y 2000 temporarios no son tenidos en cuenta por sus empleadores, sobre todo en la hotelería. Estaremos atentos a que la variable de ajuste no sea el trabajador”, comunicaron.

Por su parte, los gimnasios, no todos pero sí varios de ellos, ya anticiparon que no acatarán la medida de cierre.

La normativa provincial explicita que en los distritos en Fase 2 “no está permitida la práctica de deportes en espacios cerrados” y que “no están habilitados los gimnasios”.