Dirigentes de la Liga oficial contra la Discriminación, Xenofobia y Racismo

Reunión muy importante donde se obtuvo como conclusión tras las ponencias por parte de Paniagua, el DT y la capitana de Amigos Unidos y el DT de Huracanes que el malestar que produjo el final del cotejo no tuvo vinculación con la labor de Caminos, Torres y Paniagua, a la vez que no existieron esos episodios comentados mediante redes sociales, desligándose la Liga de esas manifestaciones y quedando bajo entera responsabilidad de sus autores.

En consonancia con la campaña iniciada con el fin de erradicar la violencia en nuestro fútbol menor y atento a lo ocurrido en un partido de la divisional femenina el último fin de semana, tanto el martes como el miércoles se mantuvieron reuniones en nuestra sede con delegados y presidentes.

En el caso de la última de estas jornadas también se sumaron los árbitros Ulises Paniagua y Diego Álvarez. Así, las partes involucradas declararon respecto a la suspensión del partido femenino entre Amigos Unidos y Deportivo Huracanes, aclarando cómo fueron los hechos.

Así, se obtuvo como conclusión tras las ponencias por parte de Paniagua, el DT y la capitana de Amigos Unidos y el DT de Huracanes que el malestar que produjo el final del cotejo no tuvo vinculación con la labor de Caminos, Torres y Paniagua, a la vez que no existieron esos episodios comentados mediante redes sociales, desligándose la Liga de esas manifestaciones y quedando bajo entera responsabilidad de sus autores. Dicho esto, la continuidad de las decisiones referidas al partido de referencia se mantendrán en el ámbito interno de la LFGA mediante su mesa directiva, cuerpo de delegados y Honorable Tribunal de Penas.

Ahora se proseguirá con actividades tanto internas como con la Coordinación Municipal de Políticas Contra la Discriminación, Xenofobia y Racismo. Asimismo los árbitros se ofrecieron a colaborar al igual que los presidentes de los clubes, por lo que se determinó trabajar con veedores que harán informe de todo lo que ven y escuchan dentro y fuera de la cancha.

Afortunadamente, el primer balance de las charlas realizadas al respecto en fútbol infantil mostró una notable mejora, pero debemos trabajar en consecuencia de la situación que se vive en juveniles y mayores.