Kicillof garantizó que no va a tomar las obras «por color partidario»

«No porque una obra la haya iniciado, parado y endeudado Vidal,  yo la hubiese dejado de garpe como un monumento para decir que nunca se hizo», afirmó el Jefe Provincial, en el acto de finalización de los trabajos de repavimentación y ensanche de la Ruta N° 51, realizados por Vialidad.

Axel Kicillof, encabezó el acto de repavimentación y ensanche de un tramo de la Ruta Provincial N°51. Se trata de 35,5 kilómetros de ruta entre el acceso a Pringles y el ingreso a la localidad de El Divisorio. 

Acompañado por el ministro de Infraestructura, Agustín Simone, y el intendente de Coronel Pringles, Lisandro Matzkin, el Gobernador definió a la ruta 51 como uno de los caminos «troncales, estructurales y estratégicas» y que son necesarias para «integrar la Provincia». 

«La Provincia tiene una estructura vial radial, su centro es la Ciudad de Buenos Aires», observó, por lo cual planteó que «hay que cambiar los ejes» y buscar «conectar de manera trasversal» a las distintas regiones bonaerense.

Luego, el Jefe Provincial afirmó que su «compromiso» fue que «no iba a tomar las obras por una cuestión partidaria». Según señaló la ruta «había quedado olvidadas durante mucho tiempo» y que los trabajos de refacción «esporádicamente se iniciaban con motivo electoral y después quedaban abandonados».

«Venimos de una etapa donde todo lo que era del gobierno anterior se paraba con tal de no tener que reconocer que estaba bien diseñada, planteada o era importante. Así dejaron durante cuatro años un montón de obras paradas, hospitales, escuelas. Yo lo lamento, pero hay que revertirlo», sentenció.

Y añadió: «No porque una obra la haya iniciado, parado y endeudado (la ex gobernadora María Eugenia) Vidal,  yo la hubiese dejado de garpe como un monumento para decir que nunca se hizo»

Por otra parte, destacó la implementación del plan de obra pública a cinco años que presentó a la Legislatura provincial.

«Cuando la situación económica está complicada, el sector público tiene que dar la señal y esta va a ser uno de los planes de obra pública mas grandes de los que tengamos memoria. Porque necesitamos poner a la Provincia a trabajar y a producir. Así vamos a salir del coronavirus y de la crísis que traíamos», afirmó.

Por su parte, Simone señaló que la obra de la ruta «estaba neutralizada con algunas deudas, se pagaron y se terminó».

Además, anunció que lanzarán «un plan de bacheo en toda la Provincia por más de cinco mil millones de pesos y esperamos estar pronto nuevamente inaugurando más obras».

El primero en hacer uso de la palabra fue Matzkin, que destacó que la obra reducirá la cantidad de accidentes y que la finalización de la ruta «tiene que ver con la continuidad». 

«Se va a hacer otro tramo de 32 km con mil millones de pesos de inversión», anunció, y agregó que «existe el compromiso de llegar después hasta Bahía Blanca».

En ese sentido, el jefe comunal destacó «el cumplimiento del diálogo» por parte de la administración bonaerense que en su primer año de gestión.

«Puedo dar fe que hay una situación, levanto el teléfono y puedo hablar con Agustín o cualquier otro ministro o secretario», afirmó.

Sin embargo, el intendente de Juntos por el Cambio le planteó ante los funcionarios de la Gobernación que insistirán para unas obras de desagües pluviales en dos barrios populares de Pringles y el parque industrial, que está «sin gas».

«Hace muchos años que venimos gestionando para tenerlo. Lo quería nombrar, no quiero ponerlos en un aprieto, pero quiero que sepan que vamos a ir mucho a La Plata a hablar con ustedes para concretar esa obra, porque es uno de los trampolines para el desarrollo industrial local», afirmó.

Luego, cuando hizo el uso de la palabra, Kicillof retomó el reclamo, y le garantizó a Matzkin que su proyecto político «no va a discriminar a un intendente de un palo o de otro». 

«No es cuestión de si son peronistas o no, son bonaerenses. Las obras que mencionás las vamos a estudiar, veremos si se pueden hacer o no, si son prioridad o no en este momento. Lo que no vamos a hacer es tirarlas a la basura porque seas de otro sector político», afirmó.

Y cerró: «No estamos en año de elecciones, seguimos con la pandemia, pero hay que revertir esa forma de actuar porqu es deleznable y hasta termina en fracasos electorales»