IOMA y acompañantes terapéuticos en conflicto

Acompañantes terapéuticos se movilizaron a la sede de IOMA de calle 17 y 32 reclamando el pago de sus salarios adeudados con demoras de hasta un año.

Los acompañantes terapéuticos vienen de repetidas convocatorias que tienen como fin el reclamo frente a IOMA por la falta de pago de salarios.  Denuncian ser precarizados tanto por las obras sociales estatales como por las privadas.

Denuncian que IOMA y otras obras sociales adeudan el pago de salarios a los trabajadores, por más de 3 meses, 6 meses y hasta un año. Ellos ven una doble vulneración tanto en el derecho del profesional y también del paciente que debiera tener facilitado el acceso a la salud mental y a una buena prestación a su cobertura afiliada.

Explican que los Acompañantes Terapéuticos están enmarcados dentro de la Ley Nº 26.657 de Salud Mental y Adicciones sancionada por el Congreso de la Nación el 25 de noviembre de 2010, que comprende a los tratamientos de los padecimientos mentales como procesos interdisciplinarios, con lo cual esto supone que el Acompañante Terapéutico (AT) esta en contextos para interactuar con psicólogos y psiquiatras en instituciones públicas y privadas.

En este sentido, el Acompañante Terapéutico tiene que estar en condiciones de poder interactuar con el paciente y sus familiares, dentro de un ámbito cotidiano y conocido, y a la vez con otros profesionales de la salud, por eso es necesario que se regularice su situación para poder tener continuidad en el proceso de tratamiento. El trabajo de los acompañantes incluye la relación con niños/as, adultos y adultos mayores con patologías congénitas, crónicas y/o progresivas, padecimientos psicosociales, además de integración escolar, discapacidad, abordaje de las adicciones, rehabilitación psicomotrices, entre otro casos.