Gremio docente pide suspender presencialidad en distritos de fases 3 y 4

En una nota enviada al Gobernador, UDOCBA sostiene que «los trabajadores docentes se ven expuestos al riesgo de enfermarse y enfermar a sus familias». Y aseguran que en municipios del interior el sistema sanitario está saturado. «¡No hay más camas!», sostienen.

La Unión de Docentes de la Provincia de Buenos Aires (Udocba) pidió al gobernador Axel Kicillof que se extienda la suspensión de las clases presenciales a los distritos incluidos en las Fases 3 y 4, a raíz de la ola de contagios y la saturación del sistema sanitario en la Provincia.

En una nota dirigida al Gobierno, con la firma de su titular, Miguel Díaz, el gremio asegura que «los trabajadores docentes que representamos, junto a la comunidad educativa en su conjunto, padres, alumnos, trabajadores no docentes y la sociedad en general se ven expuestos al riesgo de enfermarse y enfermar a sus familias». 

Tras sostener que «la salud debe estar primero”, Udocba sostiene que «no hay más camas de internación en piso, ni de terapia intermedia, ni intensiva. A modo de ejemplo, desde Trenque Lauquen se debió disponer de traslado de enfermos a provincia vecinas tales como Córdoba, ya que su sistema ya no responde. Comenzaron derivado a Junín pero también colapsó”.

El sindicato docente añade que “en muchos municipios se han conformado comités de ética para decidir a quienes les darán un respirador y con él la posibilidad de vivir y a quien se los negarán y morirán”. 

“Resulta imprescindible reducir la circulación de la población. Las condiciones sanitarias, de seguridad y salubridad en los establecimientos educativos no están garantizadas, por lo que la suspensión de clases presenciales en municipios en fase 3 y 4 resulta indispensable”, agregaron.

Además, indicaron que «en muchos municipios, tales como General Villegas, Trenque Lauquen, Bolívar, Olavarría, General Pueyrredón, Chacabuco, Balcarce, Castelli, Junín, entre otros, poseen sus sistemas colapsados».

«No hay más camas. No hay camas de internación en piso. No hay camas de terapia intermedia. No hay camas en las unidades de terapia intensiva. ¡No hay más camas!», expresaron.

En otro orden, señalaron que «las condiciones sanitarias no están garantizadas. Tampoco las condiciones de seguridad y salubridad en los establecimientos», pidiendo que «se determinen de modo claro y concreto los parámetros epidemiológicos que han de tomarse en cuenta a los efectos de que un muncipio bonaerense ingrese en la Fase 2».