El gran drama de la costa: falta de recursos

De cara a una eventual temporada, los municipios costeros necesitan un refuerzo del Estado en materia hospitalaria. Se precisan camas y, sobre todo, médicos y enfermeros.

Se acercan los meses de calor en el país y, de a poco, comienza a sobrevolar en la cabeza de todos los argentinos la cuestión de las vacaciones. En un año normal, para esta fecha habría muchas consultas, reservas y hasta planes para pasar los días de ocio en algún punto turístico del territorio nacional. La pandemia del coronavirus borró cualquier rastro de normalidad, por lo que planificar ahora es una epopeya, con la cuestión sanitaria todavía por resolverse.

En la provincia de Buenos Aires, el fuerte del turismo está en la costa atlántica. Año a año, algunas de sus playas son eligidas como destino veraniego por muchos bonaerenses. En realidad reciben visitas de todos los puntos del país, incluso aquellas que son más chicas o menos conocidas. Con el correr del tiempo se han ganado un merecido lugar en la agenda vacacional de los argentinos.

Ante el escenario tan extraordinario por la irrupción del COVID-19 en el mundo, aún no hay certezas sobre la temporada costera. No obstante, todos los intendentes están convencidos de que la habrá, y con ese objetivo trabajan mancomunadamente con Nación y Provincia.

Justamente, la cuestión sanitaria es hoy el gran escollo; no solo por la situación epidemiológica en el país, sino, y sobre todo, por la capacidad de dar respuesta hospitalaria de cada distrito.

El contexto actual sobrepasó todas las preparaciones, incluso de los países más aptos. Por eso es un gran desafío encarar una temporada que será limitada desde lo ocupacional debido a protocolos y aislamiento, pero que deberá contar también con una propuesta sanitaria a la altura de lo que la emergencia sanitaria actual requiere. Días atrás, el propio ministro de Salud de la Provincia, Daniel Gollán, aseguró que ya trabajan en una propuesta para que ningún distrito se quede sin poder brindar esta atención. En la semana podría haber novedades.

Entre los jefes comunales se habla de pedir hospitales modulares y refuerzos de personal; fundamentalmente faltan médicos y enfermeros, además de camas. Varios distritos trabajan en capacitación, por si la ayuda no llegara a ser suficiente y para dar la mejor respuesta posible en el mientras tanto.

Fuente: La Tecla.