El Gobierno oficializó el sistema de troceo para la distribución de carne

La nueva normativa, establece un sistema de despacho de la carne en trozos menores de 32 kilos, con el fin que los trabajadores del sector dejen de soportar en sus hombros las pesadas cargas. La medida se efectivizará a partir del próximo martes

A través del director de Senasa, Alejandro Fernández, el Gobierno nacional ratificó la decisión de implementar, desde el martes, el nuevo sistema de troceo para la comercialización minorista de carne vacuna, en remplazo del modelo de media res.

La nueva normativa, establece un sistema de despacho de la carne en trozos menores de 32 kilos, con el fin que los trabajadores del sector dejen de soportar en sus hombros las pesadas cargas. A su vez, pretende transparentar el circuito comercial, a través de la identificación de los trozos desde la playa de faena.

La medida que cuenta con el respaldo de frigoríficos exportadores (ya despostan las reses bovinas y venden por cortes) y los representantes sindicales, es resistida por matarifes y representantes de los frigoríficos que operan en el mercado interno.

Desde la Cámara Argentina de Matarifes y Abastecedores, consideran que la medida resulta “inviable” y aducen que la mayor parte de las plantas faneadoras no cuentan “con las instalaciones necesarias para realizar los cortes”.

Además, afirman que los plazos no han podido cumplimentarse debido a “los altos costos y la complejidad de las obras a realizar”, consideran que el nuevo método favorecerá la concentración del sector y “encarecerá el producto final”. De acuerdo a la entidad, unos 300 frigoríficos se encuentran en peligro y no descartan que se generen problemas de abastecimiento.

Sin embargo, para el titular de Senasa, los frigoríficos tuvieron “tiempo suficiente para la adecuación” y consideró que en la actualidad “más del 80% de los mismos están en condiciones de implementar la medida”, según dio a conocer la agencia de noticias Télam.

“No hay vuelta atrás, la medida comienza el 1° de noviembre. Es una decisión tomada y entendemos que hubo tiempo suficiente para hacer la adecuación» manifestó y agregó: «Esperamos que en pocos meses esté la situación definitivamente acomodada y el año que viene podamos ver un nuevo sistema de comercialización de carne”