De cara a la temporada de verano recomiendan no subir los alquileres más de un 40%

El descenso de los casos de COVID-19 aumentó el interés de la demanda que prefiere vacacionar cerca del mar y el sol. Las inmobiliarias que alquilan departamentos y casas reciben muchas consultas y se concretaron algunos preacuerdos en los principales puntos de la Costa Atlántica.

La novedad es que los precios locativos estarán entre un 30 y 50%, más elevados que en la temporada última que no fue muy buena por las restricciones de la pandemia.

Desde el Colegio de Martilleros recomendaron un aumento en el alquiler de las propiedades no mayor al 40%, por lo que se solicitó a los propietarios manejarse dentro de esos valores para de esta manera mantener una importante cantidad de operaciones que ayuden a fortalecer el mercado inmobiliario.