Cuatro enfermeras locales dejan el hospital y se van a Neuquén

El ministerio de Salud de Neuquén convocó Enfermeros de todo el país debido a que la provincia vive una situación muy complicada con el virus y cuatro enfermeras locales pasaron la prueba. Desde el gobierno local las cesantearon. Resta saber quiénes las reemplazan.   

Las enfermeras María Rocío Ferrada, Rocío Acevedo, Rebeca Berterreche y Camila Peral ya están en Neuquén para comenzar su trabajo como enfermeras.

LA PROVINCIA VIVE UN MOMENTO MUY COMPLICADO

El último parte de prensa emitido por el Comité de Emergencia provincial, en el que se actualizaron los datos y se brindaron más detalles sobre el avance de la pandemia en Neuquén muestra 599 casos en las últimas 24 horas y el fallecimiento de 13 personas.

Las cuatro enfermeras locales se anotaron en este llamado que hizo la provincia y fueron aceptadas para prestar servicio durante un mes. Estarán todo noviembre trabajando en el hospital Provincial de Neuquén.

El ofrecimiento fue mucho mayor a lo que reciben en el hospital municipal de General Alvarado. Le otorgan, casa, comida y aéreo todo a cargo de la provincia. Y la diferencia en dinero es abismal. En Miramar ellas cobraron el últimos mes, $23.000, la que mayor categoría tiene, mientras que allá le dan cerca de cuatro veces más.

Claro está que no van a un lugar fácil. Ya murieron 18 enfermeras. En total en el país suman 70 y médicos 47. En el hospital municipal ellas pidieron licencia sin goce de sueldo por el mes que no van a cumplir tareas y la forma en que los encargados de salud local le comunicaron que las dejaban cesantes fue por whatsapp.

El municipio de General Alvarado aún no emitió un comunicado sobre la situación. No se sabe quienes la reemplazan o si durante este mes habrá menos personal. Lo que supone su forma de comunicar a las enfermeras es que si las dejaron cesantes es por qué no las necesitan y continuarán con las políticas que hasta ahora imponen.