Camino abandonado

Es muy común escuchar en todos los ámbitos que la gestión en materia de caminos rurales es desastrosa, que no hay planificación, ni profesionalidad ni conocimiento para el mantenimiento de los mismos.

Esas manifestaciones están ratificadas por los hechos. Y para prueba basta un botón, dice el dicho popular. La foto muestra el estado del camino que va hacia el camino Independencia y el camino Miramar- Otamendi, saliendo de Parque Mar.

Ha dejado de serlo para transformarse en huellones con pastizales que impiden la transitabilidad. Realmente lamentable y peligroso para quienes circulan por ese camino ya que constituye una verdadera trampa para que se produzca cualquier accidente.

Una demostraciónmás de lo mal que se trabaja y la falta de maquinarias que permitan una gestión de calidad en este tema.