Basural: “ No da más”

Un vecino indignado del Barrio Santa Ireno nos manfiestó la situación que se vive en el basural a cielo abierto de la ciudad de Miramar, ubicado en la Ruta 77 y que forma parte del paisaje de entrada de la misma.

Lamentablemente y pese a la sentencia judicial que ordena practicamente la clausura del lugar no se ha hecho nada. Los residuos ya han alcanzado una altura de montaña, los roedores pululan por todos lados, es un nido de ratas.

La contaminación de las napas se profundiza y provoca problemas de salud a los pobladores. Y ahora con el peligro del fuego y el humo los vecinos sostienen terminantemente que no se aguanta más.

Así no “va más” dicen.
Es que cada día que pasa todo se agrava y llegado el verano donde se multiplican las toneladas de basura, entienden que se producirá un colapso ambiental que hará invivible a los vecinos del lugar y producirá un impacto negativo como ciudad turística.

Es triste señalarlo pero ha adquirido tal magnitud el problema que las autoridades municipales no saben como abordarlo. No hay plan. No hay ningún tipo de medida que permita advertir que se va a solucionar.

Por el contrario la montaña de basura se agigante, se incrementan las enfermedades, las aguas tienen más contaminación, la seguridad se intensifica y todo sigue con algunos parches que no modifican absolutamente nada.

Se informó de una curación, de una tarea contra las plagas, pero ha sido tan insignificante que nuevamente las ratas han invadido el lugar. Son gastos que se realizan sin ningún resultado.

Por ello resulta indispensable que se erradique el basural y se cumpla con la ley de residuos de la Provincia de Buenos Aires, para no seguir en esta situación de tanta ilegalidad e irregularidad.

Aún no se ha expedido la Cámara de Apelaciones de Mar del Plata sobre el recurso planteado por el Municipio pero todo indica que la condena tendrá firmeza y que ya no habrá excusas para cumplir con la ley.