Ana Montesinos: el alma de la fotografía

Fotógrafa, distinguida por el Honorable Concejo Deliberante, como Embajadora Cultural en el año 2013. Experiencia y pasión por la fotografía serían los conceptos que mejor definirían a esta fotógrafa miramarense de carácter luchador y dinámico que ha propiciado un curriculum lleno de logros y premios en sus 48 años de profesión.


Ha participado en numerosas exposiciones, eventos y concursos con un trabajo muy personal y reconocible. Una fotógrafa pasional, una fotógrafa de sentimiento, una fotógrafa que disfruta, que ama su trabajo, que fotografía lo que siente.

-¿Cómo y cuándo empezaste fotografía

Mis comienzos fueron hace 48 años. No había lugares donde estudiar porque la fotografía no era una carrera, solo una materia dentro de cinematografía. Quería y necesitaba aprender bien, la única opción era Buenos Aires y estudiar con maestros de fotografía. Cuando fui descubriendo que la fotografía era algo más de lo que imaginaba, se fue convirtiendo en una pasión y un gran desafío.

-¿En qué genero de fotografía te sentís más a gusto?

Después de haber incursionado por varias ramas, definitivamente me sentí más cómoda cuando fui reportera gráfica, viví muchas situaciones que me cambiaron la forma de ver y me conecté con las emociones.

Eso me permitió crecer para poder ir cambiando y buscando otras formas de expresarme, siempre dentro de la fotografía. No me encasillé en nada, fui haciendo lo que iba surgiendo. Mis primeros trabajos y durante muchos años fue la fotografía social, épocas que disfruté mucho, también durante muchos años hice laboratorio tanto blanco y negro como color, que esos momentos era como mágico.

El hecho de haber tenido el primer laboratorio color en todo el Partido fue un gran logro, no solo para mí sino para la ciudad, ya no había necesidad de mandar a Buenos Aires o a Mar del Plata. Desde hace unos años estoy haciendo publicaciones de fotografías en revistas del extranjero y también portadas para libros, también en esta actividad o haciendo exposiciones me siento muy a gusto.

-Ana ¿Cuál fue tu primer fotografía que te hizo sentir algo especial?

Creo que fue un retrato, donde sentí que no era solamente un rostro lo que había fotografiado, iba más allá, ahí es donde aprendí que hay que fotografiar de adentro hacia afuera, sacar cosas del interior del retratado para que se reflejen luego en la imagen.

-¿Y alguna de las últimas?

En todas las imágenes que saco siento algo especial pero recién cuando entro en clima, es como que necesito un lapso para empezar a ver lo que no estoy viendo.

-¿Al fotografiar tus ideas son fruto de un estudio previo o surgen naturalmente?

Normalmente no planifico, surgen espontáneamente. En caso de que las ideas sean por pedido, como por ejemplo la portada de un libro, entonces leo los textos, estudio y luego dejo que fluya, así sale naturalmente la idea de lo que quiero hacer.

-¿Preferís fotografiar imágenes naturales o editadas?

Prefiero la imagen que sale natural, poder lograr el momento justo, a veces también me gusta editar imágenes, jugar con la creación.

-La eterna pregunta ¿El fotógrafo/a nace o se hace?

Un buen fotógrafo puede hacerse, estudiar mucho, aprender siempre, cosa que no se puede dejar de hacer, como en cualquier otra profesión, el estar actualizado es muy importante. Diría que se nace creativo, con una predisposición para poder ver distinto. Siempre digo que en la fotografía hay que aprender a ver y eso tiene mucho que ver con cada persona.

-Personalmente pienso que la fotografía genera cosas, un mensaje, emociones. ¿Tú crees que lo que tú quieres contar llega al espectador?

Cuando expongo una fotografía observo todo eso. Tiene que generar emociones o dejar un mensaje, sino esa imagen no sirve.

-¿Hasta qué punto la fotografía es un lenguaje universal?

Es un lenguaje maravilloso, y da la posibilidad que cada uno lo interprete de maneras diferentes, en caso de una obra de arte. Como lenguaje universal lo vemos a diario, se usa para todo, es un medio audiovisual con mucha fuerza en todas las culturas.

-Has recibido reconocimientos muy importantes por tus trabajos ¿Qué se siente al ver que tu trabajo es valorado?

La sensación es doble porque valoran el trabajo y a uno como persona en un mismo reconocimiento. Cuando los reconocimientos son en otros países es más fuerte, porque no es fácil conquistar otros públicos. Cuando son premios, también está bueno porque no saben quién es el autor, no tienen datos de nada, solo la obra, en certámenes internacionales participan millones de personas y salir premiado o mencionado es todo un logro.

-Este es una año muy particular y de un modo u otro todos estamos sufriendo las consecuencias de la crisis del COVID-19 ¿Cómo ha sido en tu caso con tu profesión?

La pandemia nos paralizó a todos y en lo mío sino salgo no puedo fotografiar y si salgo me puedo enfermar. Hay que sobrevivir a esto y esperar a que el mundo vuelva a alguna nueva normalidad.

-¿Has tenido que frenar proyectos?

Todos. Tenía bastante organizado y proyectos, varios de ellos fuera de Argentina. Tengo la bendición de tener las puertas abiertas en otros países.

-¿Alguno de ellos se reprogramaron para cuando vuelva la “nueva normalidad”?


Todavía hay que esperar un tiempo para algunos y poder moverse con libertad. En cuanto podamos vamos a reunirnos para organizar algo en el ámbito local. Somos un lindo grupo de artistas que nos unimos para mostrar lo que hacemos. En cuanto sea posible organizaremos algún evento cultural.

-En cierto modo muchas actividades han vuelto a reactivarse ¿Esperas que pronto se reactive el sector cultural dado que está siendo uno de los más afectados?

Algunos sectores pueden reactivarse y otros hay que ir viendo lo que se nos permite.
Es un sector complicado porque se puede trabajar individual para organizar, pero luego se necesita al público

-¿Cuál es tu sueño fotográfico? Algo que te gustaría hacer y que aún no hayas realizado?

Me gustaría viajar mucho y seguir conociendo otras culturas, costumbres, para poder contar más historias con mis imágenes.

-Por último ¿Algo que quieras agregar?

Agradecer a Semanario el Argentino por la entrevista y que siempre están apoyando la cultura. En Gral Alvarado hay mucha gente talentosa en todas las ramas, artistas plásticos, escritores, actores, etc. Una nota, un reportaje en radio o televisión son mimos al alma, es valorar y cuidar a los artistas que van formando parte de la historia de un lugar.