Aldo Capra: «Con respecto a la temporada del año pasado, estamos en un 25% – 30% por debajo»

La ocupación de carpas y sombrillas en la costa atlántica, y por ende en nuestra ciudad, se sitúa en torno del 30% de las propiedades disponibles, y los precios se mantienen desde el inicio de la temporada debido a la poca demanda y las decisiones de último momento, ante la incertidumbre por la evolución de la situación sanitaria.

Aldo Capra concesionario del Balneario Coral y miembro de la Comisión Directiva de la Cámara de Balnearios, Bar, Restaurantes de Playa Miramar en entrevista con Semanario El Argentino , dijo que “el año pasado a esta altura de la temporada la ocupación estaba en alrededor de 75%/80%”.

-¿Cómo viene el inicio de la temporada en el balneario?
Con respecto a la temporada del año pasado, estamos en un 25% /30% por debajo, por lo menos para nosotros. Inclusive también lo podemos ver en la calle.

-Y en relación al año pasado?
El año pasado a esta altura de la temporada la ocupación estaba en alrededor de 75%/80% y los fines de semana la gran mayoría de los balnearios llenaban. En este momento es imposible, llegar a un 40% de ocupación sería un triunfo.

-Meses atrás en una entrevista que te hiciéramos nos expresaste que muchos clientes les avisaban que esta temporada no vendrían ¿esto sigue siendo así o han cambiado de planes?
Si eso se sigue dando. La gran mayoría ya aviso que no venían y lamentablemente se está cumpliendo. Nosotros de nuestros clientes estables que vienen de afuera, tenemos muy poquitos.

-Está por comenzar la segunda semana de enero que históricamente es la más fuerte de la temporada ¿Cómo vienen las reservas?

La segunda quincena de enero siempre fue la más fuerte de la temporada, pero no creo que sea el caso de este año. Este año me parece que lo más fuerte fue esto y te lo comento por las reservas que se están atendiendo. Nosotros de la renovación de quincena, que tenemos cuatro carpas, no renovamos ninguna todavía. Esperemos que para esta segunda quincena sea un poco mejor. Tal vez como nosotros decimos siempre, los turistas vengan con las valijas en el auto.

-¿Que nos podes decir en relación a ésta temporada atípica?
Es una temporada muy rara. La verdad nadie estaba acostumbrado a esto, porque si vos me decís lo que sucedió en el 2001, fue un problema económico que tiene una explicación y nos podíamos prepara para afrontar la crisis. Pero esta crisis por la pandemia, nos toma a todos descolocados. No se puede proyectar y la incertidumbre es muy grande. A pesar que la situación epidemiológica acá en Miramar, aparentemente está bien, la gente no se larga a venir.

-¿La gente está respetando los protocolos impuestos para circular por zona de carpas, piletas y baños?
Sí, sí, la gente respeta perfectamente y si hay que destacar algo de la pandemia, es el comportamiento de la gente, es de destacar, tanto locales como turistas. La gente acepta muy bien todos los protocolos. En los balnearios de zona norte los concesionarios hemos decidió cerrar los quinchos por la noche y la gente lo tomó bien, inclusive nos dicen: “no tiene que haber gente reunida”. Te lo repito, la parte buena de todo esto es el inmejorable comportamiento de la gente.

-Esta semana se conocieron las nuevas restricciones por parte del gobierno nacional y provincial ¿afectan en algo al sector?
Las nuevas restricciones a los balnearios no nos afecta mucho. A nuestro sector le conviene porque la gente al no salir de noche, viene más temprano y al venir más temprano se van más temprano. Estamos teniendo un horario mas acotado, donde estamos trabajando de 10:00 a 20:00hs por protocolo, dado que al cierre se tiene que sanitizar todo y lo mismo antes de abrir por la mañana.

-¿Qué respuesta tuvieron del ejecutivo sobre el pago del canon?
Tuvimos varias reuniones con el municipio y destaco la buena predisposición que tuvieron para con nosotros. Se logro que nos permitieran pagar el canon, donde primeramente se hablo en dos veces, y después la segunda cuota nos la permitieron a su vez en dos veces. O sea pagamos el 50% al momento que había que pagarla y después el 25% y el 25%. Ahora se está hablando para ver que vamos a hacer con el aumento, ya que el sector está muy complicado.

-Desde el sector que los nuclea ¿cuál es el gran desafío que deben enfrentar?
Desde la Cámara de Concesionarios estamos tratando de sobrellevar lo mejor posible toda esta situación tratando de colaborar lo más que se pueda con la ciudad y con el municipio. Y en el mes de marzo cuando la temporada haya prácticamente finalizado, volver a reunirnos con la municipalidad para ver qué medidas de incentivo hacia nuestro sector van a tomar, porque realmente esto nos va a dejar muy golpeados. El sector va a terminar el verano con un déficit muy grande, algo se va a tener que hacer, y tenderemos que llegar a algún tipo de acuerdo con el municipio.