Salvador: «Abad es la garantía de la continuidad de Cambiemos, pero con un rol mucho más protagónico del radicalismo”

El actual presidente del comité bonaerense de la Unión Cívica Radical (UCR) apuesta a la unidad de la oposición y critica al gobernador. Además manifiesta su fuerte apoyo a Maximiliano Abad en la interna partidaria.

El actual presidente del comité bonaerense de la Unión Cívica Radical (UCR), Daniel Salvador, manifestó su apoyo a la lista encabezada por Maximiliano Abad para las próximas internas partidarias de la Provincia ya que “es la garantía de la continuidad de Cambiemos, pero con un rol mucho más protagónico del radicalismo”.
Asimismo dijo sentir “lástima” cuando escucha al actual gobernador bonaerense Axel Kicillof quejarse por la herencia recibida.

De descanso en la ciudad, el ex vicegobernador de la provincia de Buenos Aires transcurre sus últimos días al frente del comité bonaerense de la UCR después de dos períodos. La elección de autoridades internas, después de haberse suspendido en octubre pasado por la situación sanitaria, se realizará el 21 de marzo.

A entender de Salvador, el legislador marplatense Maximiliano Abad representa “la garantía de la continuidad de Cambiemos, pero con un rol mucho más protagónico del radicalismo”.

“Es la única garantía para que se den esas dos opciones, por como trabaja y por la lista que conformaron que conjuga juventud y experiencia”, sostuvo. En ese sentido, el actual titular del comité bonaerense de la UCR destacó que la mencionada lista “le da la oportunidad a gente que siempre tuvo pertenencia al radicalismo pero quizás no protagonismo tan directo, como Gastón Manes o Andrés Malamud”.

De cara a la interna, Salvador destacó que “hay intendentes, casi la totalidad de legisladores provinciales y nacionales que apoyan la candidatura de Maxi (Abad) porque apunta a un radicalismo protagónico, garantizando la continuidad de Cambiemos como alternativa de poder”.

Asimismo, el actual presidente del comité radical de la provincia de Buenos Aires, aseguró que “es un orgullo haber sido parte de todos los radicales que en estos 4 años pudimos poner nuevamente de pie a nuestro partido y volver a ser un partido con la expectativa de poder”. Y destacó que durante ese período la UCR ganó “poder geográfico, de opinión y una juventud activa, porque tuvimos una renovación muy importante, además del fortalecimiento de haber trabajado muy fuerte para mantener sólidamente y con miras hacia adelante al espacio de Cambiemos”.

Legislativa

Además de la interna radical, Salvador no perdió de vista que en 2021 habrá elecciones legislativas y afirmó que “lo más importante es que Cambiemos se ha mantenido unido pese a haber perdido una elección, lo cual es un hecho prácticamente inédito y para nosotros es un orgullo haber sido una parte fundamental de eso”.

El ex vicegobernador bonaerense también se mostró orgulloso de “haber sido parte del gobierno, especialmente en la provincia de Buenos Aires, y poder mostrar muchas obras, como el SAME, los hospitales, las guardias, las mejoras en las escuelas, la recuperación de fondos para la provincia”, enumeró.

A pesar de haber perdido la elección de 2019, destacó que “hoy Cambiemos está firme. Hacia 2021 estamos con expectativa, vamos a hacer una gran elección en todos los niveles”.

“Aparte –añadió- hay un electorado que está muy pendiente, haciendo un seguimiento muy puntual también de las cosas que no se hacen bien o no se comparten desde el actual gobierno, que son muchas”.

Así, vaticinó que las legislativas serán de “importancia para Juntos por el Cambio y, dentro de Juntos por el Cambio, el radicalismo va a tener un rol muy protagónico. Estoy convencido de que en 2023, aprovechando la experiencia, vamos a estar en condiciones de ganar una elección y volver a gobernar el país”.

Herencia

Justamente al mencionar la derrota de “Juntos por el Cambio” en 2019, Salvador aseguró que “la autocrítica siempre está un poco en nuestros genes” aunque sostuvo que “el balance en la provincia, más que palabras o relatos son hechos”. Y agregó: “Lo que decimos es lo que la gente aprecia, por eso cuando escucho al actual gobernador o al presidente que no se hicieron cosas durante nuestra gestión, mi primera reflexión es ‘¿qué pensará la gente de cada uno de los distritos que vio las obras?’”.

En ese sentido, el ex vicegobernador destacó que “la misma gente de Mar del Plata vio lo que se hizo, como recuperar fondos que a lo largo de tantos años de gobiernos justicialistas miraban para otro lado o la modernización del estado provincial que es importantísima”.

También recordó “el compromiso contra la corrupción y lo que eran los mecanismos para dotar de más seguridad a los bonaerenses o a más del millón de personas que le pudimos dar agua potable o cloacas. Esto tenemos para mostrar, además de un gobierno sano, honesto y efectivo”.

Así, Salvador aseguró que cuando escucha al actual gobernador bonaerense Axel Kicillof quejarse por la herencia recibida siente “lástima, porque pierde credibilidad, porque los bonaerenses, más allá de la bronca por la situación económica, saben que la provincia que dejamos fue muy superior a la que recibimos después de tantos años del gobierno del mismo color político que tiene el gobernador”.