El sábado vuelve el fútbol con el cruce entre Kimberley y Racing de Olavarría

Marplatenses y olavarrienses jugarán el primer partido de 2023 por los puntos en esta ciudad por el Regional Amateur.

Los de Gustavo Noto recuperan lesionados. Diego Martínez y Matías Barreiro ya entrenan sin problemas. En tanto que Damián Luengo y Emiliano Ferrer serán evaluados uno o dos días antes del partido.

El próximo sábado se jugará el primer cruce de la cuarta ronda del Torneo Regional Amateur de fútbol entre Kimberley y Racing de Olavarría y de este modo retornará la competencia oficial luego del receso impuesto por las Fiestas de fin de año.

El cotejo se disputará a las 17.30 en el “José Alberto Valle” de Polonia y Vértiz. La revancha, en tanto, irá el fin de semana del domingo 15 de enero.

En el equipo de Gustavo Noto siguen evolucionando los jugadores que terminaron la serie ante Atlético Mar del Plata con problemas físicos.

Al experimentado Diego Martínez le costó mucho el cruce frente a los “decanos” luego de haberse recuperado de un desgarro y no terminó bien en el último partido. Pero el otamendino ya entrena a la par del grupo, lo mismo que el mediocampista Matías Barreiro, reestablecido del desgarro que lo marginó de la doble confrontación ante Atlético Mar del Plata. Ambos no tendrán inconvenientes para jugar.

Al capitán Damián Luengo y al arquero Emiliano Ferrer, en cambio, se los seguirá de cerca durante toda la semana y serán probados uno o dos días antes del primer “chico”.

El “Paisa” salió del último partido con Atlético Mar del Plata con una contractura muy fuerte y el “1” se perdió dicha serie por una fractura de tabique nasal sufrida en el primer duelo ante Embajadores de Olavarría.

La evolución del volante central es buena y Ferrer ya entrena con recaudos junto a los otros arqueros del plantel. Los dos tienen chances de jugar, pero ninguno de ellos tiene el lugar asegurado dentro de los dieciocho.

Enzo Vértiz, por su parte, no se reintegró al plantel luego de haberse “bajado” del cruce ante Atlético por problemas personales.