NIDERA CIERRA SU PLANTA EN LA BALLENERA

La planta cerealera de Nidera Semillas S.A, situada en cercanías del Paraje “La Ballenera”, cerró  sus puertas dejando aproximadamente 70 personas sin trabajo entre temporarios  y planta permanente.

Una informacion que impacto  en la región ya que a varias familias de Otamendi y Miramar se quedan sin trabajo, situación que afecta a trabajadores con hasta 18 años de antigüedad.

La firma ubicada sobre el kilómetro 37,5 de la ruta 88 concentrará todo el proceso productivo en su base operativa a la ciudad de Venado Tuerto, provincia de Santa Fe, según se supo.

La determinación de la empresa agudiza la falta de trabajo estable en el distrito de General Alvarado, en un contexto de país que tampoco ayuda y de aguda recesión.

Tambien se conoció que estarian haciendo el traslado de las operaciones a toda la zona de Venado Tuerto donde ya existen otros dos sectores de producción mayores. El objetivo es ser más eficientes en todo lo concernientes al negocio de semillas de maíz y girasol.

Las plantas de Santa Fe son mucho más grandes, con mayor capacidad y posibilidad de hacer 2 millones de bolsas lo que triplica o cuadriplica el accionar de las instalaciones de la ruta 88. Allí estaría el quid de la cuestión.

Lo trabajadores han sido convocados para efectuar la liquidación y recibir la indemnización correspondiente, habiendo comenzado a llegar a sus domicilios las notificaciones correspondientes desvinculándolos de la empresa.

Asimismo se informo que percibirían un 20 % mas de lo que indica la legislación laboral, pero ello no satisface a los trabajadores que tenia. una relacion laboral con ingresos interesantes en una región donde el salario esta absolutamente deprimido.

Según se dice la planta habria sido adquirida por otra empresa no habiendo precisiones si se continuara con la actividad. Allí  se recibía y seleccionaba espiga de maíz y girasol  para luego transformarla en semilla y despacharla a clientes

Ya hace unos años se habia iniciado un plan de racionalización y se habían dado de baja varios contratos por la tecnificación de la planta. Para esa época ya existía un déficit estructural y por eso se manejó un plan de retiro voluntario, mientras las instalaciones permanecían funcionando aunque sin dar detalles bajo que modalidad y alcances. Hoy. la realidad es que se cierra y muchas personas pierden su trabajo.