Mauro Spadari: “Fundamentalmente, más allá de lo pragmático, me fui nutriendo también desde lo teórico y desde la observación”

Semanario El Argentino mantuvo una charla intimista con el actor local Mauro Spadari, quien nos cuenta su presente actoral en la ciudad de Mar del Plata, un diálogo en el cual se amalgaman su trayectoria y su historia de vida, recuerdos, personas, sentimientos entre sonrisas y emociones.

-Si hicieras una retrospectiva en tu trayectoria como actor, ¿cómo ves tú recorrido desde tus comienzos hasta ahora?
Bien. Por momentos con crecimiento y por momentos queriéndome tomar pausas como para replantearme, pero que la misma vorágine no me lo permite. Porque también soy consciente que cuando hago una determinada pausa, también estoy perdiendo espacios, grupos y viste que esto es estar un poco en vigencia continuamente. Entonces trato de pelear con eso y no me arrepiento de nada de las cosas que he hecho, creo que todo fue un aprendizaje y un continuo crecimiento.

-¿De qué cosas fuiste nutriéndote a lo largo de este camino actoral?
Fundamentalmente más allá de lo pragmático, me fui nutriendo también desde lo teórico y desde la observación. De poder fluir e intercambiar con otros compañeros y directos, no estancarse con un grupo determinado. Todo ha sido un abanico que para mí ha sido súper enriquecedor, de todos aprendo porque hay diferentes técnicas, diferentes herramientas y el observar es sumamente importante en nuestra carrera. También aprendo mucho desde el punto de vista de espectador.

-Sos un actor formado ¿En qué género te sentís más cómodo?
En el género dramático es en el que me siento muy cómodo, me interesa, me gusta y creo que encuentro muchos desafíos en ese género. La comedia es un género que he transitado poco, tal vez lo he transitado mas como director que como actor; yo creo que todos los géneros requieren una medida de trabajo interesante.

-¿Es más difícil representar una comedia que un drama?
Esa es una pregunta que me hacen siempre y la respondo siempre de la misma manera, yo creo que no es fácil hacer reír pero tampoco es fácil representar una tragedia y menos en estos tiempos donde se requiere una cuestión mucho más dinámica. Sí muchas veces te dicen “hacer reír es mucho más difícil “pero ¿desde qué punto? todo es relativo.

-¿Qué artistas fueron para vos tus puntales?
Como actor profundo Alfredo Alcón lo tengo número uno me encantó siempre Miguel Ángel Sola son esos actores que tienen mucho de ese fuego interno, esos son los actores que me gustan los comprometidos. Esos que vos ves que se desfiguran el rostro, el cuerpo, donde ves mucha corporalidad en ellos. ¿Qué escritores de teatro te gustan?
En cuanto a los escritores me involucre mucho con la literatura rusa, desde que representé “Diario de un Loco” me resulta muy interesante. Luego desde ya he leído otros escritores nacionales como: Gorostiza, Soriano, Florencio Sánchez, Roberto Perinelli y Susana Torres Molina que apunta mucho al mundo feminista entre otros escritores y en los cuales realice algunas obras de ellos. Igualmente soy de leer lo que me proponen y lo que viene y aquello que no me gusta, trato de buscarle la vuelta y el desafío para poder hacerlo más interesante.

-¿Cómo ves al teatro independiente en estos momentos?
Lo que tengo que decir se dirige más que nada con respecto a los espectadores en la sala. No tener una sala a cargo, no tener un corresponsabilidad con respecto a grupos, estoy medio alejado de lo que están padeciendo, que sé que es mucho. Mantener un espacio independiente no es para nada fácil, cada vez se complica más, inclusive los órganos que nuclean el teatro independiente han recortado subsidios, o sea no la tienen para nada fácil reman y reman.

Gracias a Dios tienen el acompañamiento del los espectadores, pero siempre tienen que estar ingeniándose para seguir realizando propuestas diversa, a fin de que el espacio pueda mantenerse. La caída de público, el teatro independiente lo ha sufrido, y por lo que tengo entendió también lo ha sufrido el teatro comercial aunque tienen más espalda para sostener la situación. Igualmente los artistas independientes ya estamos acostumbrados a hacerle frente a los momentos duros, pero bueno no hemos de dejado de sentir la crisis.

-El haber ganado un Estrella de Mar, ¿te abrió más puertas?
Sí, es como que te pone un poco en visibilidad con respecto a otros que no han podido mostrase de esa manera, a través de un premio. A mí lo que me ha dado es esa posibilidad de conectarme y de relacionarme, igualmente no solo el que tenga un premio lo pueda hacer, lo puede hacer el que tenga espíritu, el que tenga la actitud de ir para adelante y de no quedarse quieto ni un minuto. Pero bueno el Estrella es como una vidriera que te ha expuesto un poco más, que saben quien sos, y ahora con las redes sociales más. Yo siempre lo cargo a mi hijo, abrís el Google pones el nombre de papá y tenes siete páginas…risas!! Pero sí es una ventana más.

-¿Qué importancia tiene tu familia en el acompañamiento en tu carrera?
Es fundamental, porque sin ese respaldo las cosas se complicarían un poco más. Si bien uno esto lo trabaja como una profesión, no vive de esto. Este año por ejemplo hasta el día de hoy he estado viajando todos los fines de semana, ensayo viernes, sábados y domingos; esos espacios son los que no se los doy a mi familia, pero bueno ellos entienden que es la única manera, por ejemplo de aceptar este desafío que estoy realizando “Titulares la Voz del Pueblo” y que ya de antemano la propuesta venia con esos tres días de ensayo.

-¿Contános un poco de Titulares la Voz del Pueblo?
Es muy interesante. Vos me preguntabas respecto a los géneros y esta tiene que ver con un realismo y con un género histórico, porque es la vida de Natalio Botana, que fue el fundador del Diario Crítica; un diario que marco su apogeo allá por años 1927 y que cambio un poco la forma de ver y dar las noticias. Era un diario que, estaba contrapuesto a lo que era La Nación y La Razón y se volcaba plenamente a lo popular, lo que sería hoy Crónica y es ahí donde comenzó el sensacionalismo en el periodismo, todo eso vio de la mano de Mario Botana. Un tipo muy hábil, un gran personaje que estaba muy conectado con el mundo político, cultural e intelectual de esa época, y bueno de todo eso supo hacer su gran negocio. Date cuenta que Crítica llegó a tener seis ediciones en un día, increíble!

-¿Qué sensación te produjo cuando te plantearon protagonizar a Mario Botana?
Cuando me ofrecieron representar a Botana fue una gran responsabilidad y un gran compromiso, porque decimos que no es una obra de teatro sino un gran espectáculo marplatense, todos son artistas marplatenses e hicimos un gran espectáculo, porque hay quince actores en escena, tres bailarines, un músico en vivo que es nada más y nada menos el maestro Sergio Mileo percusionista de trayectoria y una gran puesta escenográfica.

-¿Hasta cuándo se va a estar presentando la obra y que recepción tuvo del público?
El 15 de diciembre a las 20 hs. en la Sala Pairo de Mar del Plata será la última función del año, ya estamos gestionando para hacer temporada, quiero destacar que la obra es de Bernardo Carey y está dirigida por dos excelentes directores como Marcelo Bentivoglio y Sandra Otomar. Con respecto a la recepción del público fue muy buena estamos muy contentos.

-¿En qué proyectos estás trabajando?
A fines de noviembre o principios de diciembre, estaremos estrenando “75 Puñaladas” una historia de detectives de Scotland Yard venida a menos, una propuesta de Fernando Pereyra como actor y director. Ahí entro en la comedia y realmente nos reímos mucho en los ensayos y creo que vamos a tener buenos resultados. Por otra parte en diciembre reestrenamos “Diálogo para Cuatro Voces Muertas” donde cambia una de las actrices y también cambia toda la puesta, donde va a haber una estética mucho más interesante que la anterior, la estaremos presentando en Miramar.

Y por último en diciembre estaremos estrenando “Virus” que es la muestra de fin de año del taller, donde los alumnos tenían que buscar una obra, elegir un personaje y un fragmento, ahí yo estoy como director y profesor del taller.