Detienen a delincuente

El pasado 9 de noviembre, tres jóvenes delincuentes simulando portar armas de fuego sustraen mediante amenazas un utilitario Peugeot Partner. Una hora después dos de estos delincuentes, ambos armados, ingresan un kiosco situado en Avenida 26 y 41 de nuestra ciudad, comercio que estaba siendo atendido por una empleada a quien le sustraen dinero producto de la recaudación, cuya suma rondaría los $4000 y mercadería, para luego darse a la fuga a bordo de Peugeot Partner que robaran en Mar del Plata, la cual era conducida por el tercer delincuente que a su vez hacia las veces de campana.

Pero los ladrones no se habían conformado con haber robado el vehículo y el kiosco y aproximadamente media hora después del segundo robo, perpetran un tercer hecho, esta vez en el comercio situado en calle 42 entre 29 y 31 de esta ciudad, donde amenazan a la empleada para luego robarle dinero en efectivo, dos celulares y mercadería; y finalmente, al igual que en el robo anterior, darse a la fuga en rodado Peugeot Partner.

Fuga hacia Mar del Plata, primer aprehendido e inicio de la investigación

Perpetrados los hechos, los ladrones se fugaron por el Camino Independencia hacia Mar del Plata, abandonando el vehículo, donde la Policía marplatense ya alertada desde Miramar, aprehende a uno de los delincuentes quien resulto ser un menor de 17 años.

Al tratarse de un menor detenido, en la causa que inicia la Policía Comunal de esta ciudad intervino la Fiscalía del Joven a cargo del Dr. Marcelo Yañez Urrutia, quien finalmente derivo la investigación del caso a la SubDDI Miramar, a cargo del Comisario Octavio Olmedo.

Ya con la SubDD, luego de arduas tareas investigativas, entre las que se destacan el análisis de las cámaras de seguridad de los negocios blancos de los robos, de las cámaras municipales, donde se pudo apreciar el lugar y dirección de fuga de los malvivientes como así distintas averiguaciones en Mar del Plata, en donde incluso los detectives debieron infiltrarse en los pasillos de la “Villa de Vertiz” para así determinar los domicilios de los dos delincuentes que aun restaban apresar.

Con todos los elementos colectados se logro determinar que los ladrones restantes eran dos jóvenes, uno de 18 años y el otro de 22 años. Con estos elementos se dictaron órdenes de allanamientos y detención para los criminales aun libres.

Ya otorgadas las ordenes los detectives de la SubDDI local, de manera conjunta con efectivos de la Policía Comunal de Miramar allanaron dos viviendas en la “Villa Vértiz”, pero no hallaron a los delincuentes aunque si evidencias de que no estaban errados y que estos había estado hasta hace muy poquito tiempo en las casas allanadas.

Pedido de captura y detención

Con estos resultados el Fiscal Yañez Urrutia decreto el pedido de captura de ambos delincuentes, a la vez que la Sub DDI continuaba con las tareas de campo pertinentes en procura de dar con los ladrones.

Finalmente se pudo establecer que el ladrón de 18 años estaba escondido en la casa de su pareja, una joven de 23 años, de la ciudad de Mar del Plata, es decir a pocas cuadras de donde habían robado la Partner con la que luego protagonizarían el raid delictivo aquí en Miramar.

Por tal motivo se solicito un nuevo allanamiento a los efectos de capturar al joven ladrón, de esta manera el 11 de Diciembre, efectivos tanto de la SubDDI como también de la Policía Comunal salieron en caravana con destino a la ciudad de Mar del Plata, con el objeto de allanar el domicilio de la pareja del joven ladrón, a quien encontraron durmiendo y automáticamente detuvieron haciendo efectiva así la captura del mismo, a quien pusieron de inmediato a disposición de la justicia.

Una vez interrogado por el fiscal fue trasladado a la cárcel de Batán donde pasará seguramente un largo tiempo ya que se le atribuyen tres hechos: robo agravado por uso de arma de fuego (dos hechos), y robo agravado automotor.